El viernes se sabría si Herrera y los Quiroga siguen detenidos

Semana clave para los imputados por retener la tarjeta a una beneficiaria de un plan
A los hermanos Manuel y Guillermo Quiroga y a la puntera Amelia Herrera les quedan menos de 100 horas para conocer si se les dicta la prisión preventiva o si se les confiere la libertad caucional. La tríada quedó detenida a raíz de una denuncia que formuló Verónica Pedernera.

La mujer, con domicilio en el barrio Soldado Tucumano, de Banda del Río Salí, realizó la presentación contra Herrera en la comisaría 11ª por sustracción de la tarjeta de débito del programa "Argentina trabaja", del que Pedernera es beneficiaria. El fiscal de feria, Carlos Sale inició una causa de oficio, que derivó en tres allanamientos realizados en la ciudad bandeña. En calle Monseñor Gregorio Jesús Díaz al 100 detuvieron al puntero Manuel Quiroga. En Estoquín casi esquina avenida San Martín, a su hermano, Guillermo; y en el barrio llamado "La Milagrosa" aprehendieron a Herrera. Además, se incautaron de armas y municiones de grueso calibre, de dinero y de tickets que certifican la extracción de efectivo de distintas cuentas bancarias.

En caso de que se determine la libertad caucional, esto no significa que los acusados quedan eximidos de los cargos que se les imputan, sino que podrían aguardar la continuación del proceso fuera de la cárcel. Los hermanos están imputados de extorsión y de acopio de armas de fuego en concurso real. Herrera, de extorsión. Se trata de delitos no excarcelables, ya que prevén un mínimo de pena de cinco años. Este beneficio se confiere en los casos en que el castigo no supera los tres años.

Si Sale considera que hay suficientes pruebas, el viernes solicitará prisión preventiva contra ellos. Luego será el juez Alfonso Zottoli quien deberá decidir si concede el pedido o si ordena la liberación de los acusados.

Aunque los tiempos procesales se extienden hasta el lunes, fuentes judiciales confiaron a LA GACETA que el fiscal de la causa formulará el pedido ante Zottoli el viernes "Creo que para el fin de semana estará definida la causa en el Ministerio Público. Si bien ya hay elementos más que suficientes para entender que es correcta la imputación contra las tres personas detenidas, se realizarán otros procedimientos. Pero todo eso ya estará perfectamente resuelto el viernes", señaló la fuente tribunalicia.

En el ámbito provincial

El fiscal federal general Antonio Gustavo Gómez también inició un proceso de oficio, pero en el ámbito de la Justicia federal. Incluso, remitió un oficio a Sale, en el que le manifestó que, a su entender, la pesquisa por presuntos ilícitos cometidos en el contexto de ese plan deben realizarse en la jurisdicción federal.

No obstante, fuentes tribunalicias contaron a LA GACETA que ambos funcionarios judiciales se habrían reunido y acordado que la causa continúe en el ámbito de la Justicia provincial. La cuestión por la que se debate la jurisdicción donde debe recaer la investigación gira en torno del presunto perjuicio al Estado nacional, por parte de los imputados. Sucede que el programa "Argentina trabaja" es un plan nacional, que actualmente se ejecuta en la provincia de Buenos Aires y en los municipios del Gran San Miguel de Tucumán (capital, Banda del Río Salí, Alderetes, Las Talitas, Tafí Viejo, Yerba Buena y Lules) y en las comunas rurales que se encuentran dentro de este territorio. "Es más claro de probar la extorsión y el acopio de armas que el daño a la Nación. La maniobra ardidosa está, pero no aparece claramente el perjuicio económico: el Estado desembolsa los $ 1.200 de la remuneración del programa; sea que lleguen a Pedernera o a los detenidos", adujo la fuente judicial.

Comentá la nota