El viernes habrá una decisión sobre el sistema de pago del boleto

El intendente interino, Marcelo Artime, confirmó que este viernes podría hacer pública una resolución respecto de la instrumentación de la ordenanza votada días atrás por el Concejo Deliberante, que establece el uso de tarjetas por aproximación como nuevo medio de pago del boleto de colectivos.
Así se lo hizo saber ayer Artime a LA CAPITAL, no obstante lo cual, evitó dar precisiones sobre el contenido de la decisión que será adoptada. Sin embargo el funcionario no desmintió las informaciones publicadas al respecto, que indican que podría aplicar un veto parcial, para eliminar el artículo que obliga a migrar del actual sistema de tarjetas magnéticas hacia el de tarjetas por aproximación en un plazo de 90 días.

Según señaló el intendente interino, en las últimas horas se dedicó a conversar sobre el tema con algunos concejales, para ponerlos al tanto de cuál es la postura del Ejecutivo y el bloque oficialista respecto de la controvertida ordenanza, promovida por el bloque radical que, hace algunas semanas, consiguió el apoyo de otras bancadas opositoras para aprobar la norma.

La sanción del texto dio lugar a un tenso proceso de discusiones, ya que la gestión de Gustavo Pulti desde un comienzo expresó su rechazo a la medida. Es que si bien el gobierno municipal comparte la idea de implementar tarjetas por aproximación como nuevo sistema de pago del boleto, pretendía reservarse para sí la decisión de cuándo y cómo avanzar en ello. De hecho interpretó la resolución del Concejo como un intento de "crear un conflicto" para la actual gestión comunal, que debió abrir un espacio de negociación con concejales, empresarios y gremialistas del transporte para analizar de qué manera podría ser implementada la norma.

A lo largo de diversas reuniones, los empresarios plantearon su disconformidad con la medida, hicieron saber que estaban dispuestos a recurrir a la Justicia para denunciar una violación del contrato y sostuvieron que si se los obligaba a cambiar el sistema debería ser autorizada una suba del 21,7% en el precio del boleto. Progresivamente, se fue avanzando en una alternativa que, como primer paso, contiene la posibilidad de eliminar el artículo que obliga a instalar las tarjetas por aproximación en 90 días.

Esto es algo que debe ser resuelto por Artime en las próximas horas ya que el plazo para que la ordenanza se promulgue de manera automática vence el lunes próximo, antes de que el intendente Gustavo Pulti regrese de su gira por Rusia.

Además, comenzó a ser conversada la posibilidad de admitir que en los próximos meses los transportistas instalen máquinas monederas, a las cuales se les puede habilitar un lector de tarjetas por aproximación. De este modo, se crearía un sistema mixto de pago del boleto.

No obstante, las tarjetas por aproximación que se utilizarían inicialmente no serían las definitivas, ya que la ordenanza aprobada por el Concejo obliga a poner en práctica un sistema mucho más complejo, con prestaciones tales como la recarga virtual.

En el caso de que se los autorice a colocar monederas, los transportistas sí estarían duspuestos a realizar la inversión ya que argumentan que si el público tiene la posibilidad de abonar el boleto en efectivo se incrementaría la cantidad de pasajeros y su recaudación, lo que les permitiría financiar la compra e instalación del nuevo sistema requerido por los concejales.

El Sotup se opone a las monederas

El consejo directivo del Sindicato Obrero del Transporte Unidos de Pasajeros, a través de un comunicado que lleva las firmas de Juan Tumini, Juan Malagutti y Francisco Medel, secretario general, adjunto y gremial, respectivamente, repudiaron "enérgicamente" la pretensión de instalar monederas en los colectivos del transporte urbano. Los dirigentes gremiales recordaron que hay un decreto nacional (692/92) que "en razón de la seguridad prohibe que los chóferes manejen o transporten dinero arriba de los micros".

Desde Sotup aseguraron que este sistema, frente al de tarjetas magnéticas resulta caduco y es un retroceso. Por tal reflejaron que "no es casualidad que en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires está siendo reemplazado (las monederas) justamente por el sistema magnético".

Los gremialistas lanzaron duras acusaciones a los empresarios del transporte por abundar en esta iniciativa de las monederas, así como también al "otro gremio" que nuclea a los choferes. A su vez, reclamaron que el Honorable Concejo Deliberante consulte a todas las partes que entienden del tema, antes de tomar una decisión

Comentá la nota