Se viene un plan para tener la casa propia

La intención de la Provincia es presentar un plan junto al Banco Hipotecario y a empresas constructoras para que familias con ingresos medios puedan cumplir el sueño de su vivienda.
Cada vez va tomando más forma lo que desde hace varios meses se viene rumoreando: la administración de Hermes Binner buscará lanzar un plan para que las familias con ingresos medios puedan acceder a una casa propia.

Quien recientemente dio algunos detalles de lo que se baraja desde la capital provincial fue nada más ni nada menos que la Directora de Vivienda y Urbanismo, Alicia Pino.

De acuerdo a lo publicado por Rosario/12, la novedosa operatoria que incluye al Estado, un banco de capitales mixto y a empresas constructoras tendiente a hacer más accesible el sueño de la casa propia para miles de familias santafesinas de clase media: cuotas mensuales de entre 900 y 1200 pesos que reemplazarían al monto de un alquiler actual, pagaderas en varios años con un interés de entre el 18 y 22 por ciento. La gobernación, que subsidiaría la mitad de la tasa, espera el aval del Banco Hipotecario para lanzar formalmente la convocatoria que ya tiene en carpeta 5000 familias rosarinas en condiciones de verse potencialmente beneficiadas. "Es una operatoria muy interesante, más factible incluso que el plan que había lanzado la Nación para que los inquilinos se conviertan en propietarios porque relaciona todas las variables, a todos los actores involucrados", destacó la arquitecta Alicia Pino, directora de Vivienda y Urbanismo quien sujetó el inicio del programa "al devenir del panorama financiero internacional".

Consultada por Rosario/12, Pino confirmó que la administración provincial viene trabajando hace meses en el diseño de la propuesta. "Estamos proponiendo que la Provincia subsidie una parte de la tasa, sumando a empresas constructoras y proponiéndole al Banco Hipotecario que se sume con algún producto para familias que tengan capacidad de ahorro y les permita llegar a la construcción de la vivienda", apuntó.

El plan de la Provincia apunta a familias de clase media con ingresos familiares de entre 3500 y 5000 pesos, con cuotas mensuales de entre 900 y 1200 "que reemplazaría a un alquiler actual de un departamento de dos dormitorios en un área urbana servida de las principales ciudades de la Provincia", precisó Pino para después agregar: "Estamos trabajando entre el 18 y el 22 por ciento de interés, donde la Provincia estaría en condiciones de subsidiar el 50 por ciento de la tasa".

La titular de la Dirección Provincial de Vivienda y Urbanismo estimó que "miles de familias podrían verse potencialmente beneficiadas.

Nosotros tenemos en nuestros registros muchas familias que ya reúnen estas condiciones". De más está decir que en nuestra ciudad, esto podría darse tranquilamente, puesto que en más de una ocasión el Instituto Municipal de la Vivienda consensuó con empresas locales o bien negoció con gremios de la zona la posibilidad de construir las viviendas para los empleados u afiliados, según correspondiera. En la mayoría de los casos, lo que fracasó fue la financiación, la cual se había negociado tanto con el Hipotecario como con el Nación.

-¿No se parece al que lanzó, sin tanto éxito, el gobierno nacional para que los inquilinos se conviertan en propietarios? -preguntó Guillermo Zysman, de Rosario/12.

-Lo veo más factible, porque relaciona a las empresas constructoras, el Banco que financia a una tasa subsidiada que permite que no se caiga el adjudicatario y el Estado provincial- concluyó Pino.

Comentá la nota