Se viene un nuevo aumento del Inmobiliario

Lo está definiendo la Provincia. El aumento rondaría el 20%, y podría aplicarse a la propiedad cuya valuación fiscal supere los 120 mil pesos. Se aplicaría a partir de 2010
La Provincia está atravesando una delicada situación económico financiera, que se agrava día a

día, y en la que ni siquiera está garantizado el pago de sueldos a los empleados estatales.

En ese escenario, el gobierno de Daniel Scioli está definiendo un nuevo aumento de impuestos provinciales, que alcanzaría principalmente al Inmobiliario urbano y rural. La medida estaría incluida dentro del paquete del presupuesto 2010 que, en las próximas semanas, tendría que ingresar en La Legislatura:

la intención del Ejecutivo es aprobarlo antes del 10 de diciembre, cuando se produzca el recambio legislativo que implicará la pérdida de la mayoría para el oficialismo.

Fuentes gubernamentales consultadas por Hoy reconocieron que se está trabajando en una suba de impuestos, pero aclararon que la misma se realizará con "un sentido equitativo". "La idea del gobierno bonaerense sigue siendo la de profundizar los cambios para revertir la regresión del sistema tributario provincial. De ese modo, se pretende actualizar la alícuota del Inmobiliario Urbano para los sectores con propiedades de mayor valor fiscal y disponer reducciones o exenciones para aquellos contribuyentes de menores recursos", explicaron.

Agregaron: "Es la misma línea con la que se venía trabajando en la gestión de Santiago Montoya. No será un impuestazo o aumentos masivos, sino que estarán sectorizados y siempre apuntando a los sectores de mayor poder adquisitivo para beneficiar a los más desprotegidos".

Arlía se hará presente el próximo miércoles en la comisión de Presupuesto de la Legislatura, a fin de exponer los lineamientos de la pauta de ingresos y gastos, como así también de la ley fiscal 2010. Desde la oposición ya salieron a poner reparos al aumento del Inmobiliario, y afirman que propondrán una reforma impositiva más profunda. Concretamente, desde el bloque de diputados del ARI quieren que se eliminen "los privilegios" que gozan algunos sectores en el pago de Ingresos Brutos, como son la industria frigorífica, los juegos de azar y la industria farmacéutica.

En tanto, desde Unión-Pro también rechazarían la iniciativa. "Estamos en contra, no creemos en la lógica de aumentar impuestos en plena crisis. Ese es el modelo de Machinea", le dijo el diputado provincial Jorge Macri ante una consulta de Hoy.

Si bien no fue confirmado aún, algunos trascendidos afirman que el piso a partir del cual podría implementarse el aumento sería similar al que, a fines del año pasado, propuso Santiago Montoya cuando era titular de la Agencia de Recaudación Buenos Aires. En aquel momento se había diseñado un esquema que establecía aumentos para las propiedades de más de más de 120 mil pesos de valuación fiscal, lo que afectaría a unos 340.000 hogares. En algunos casos los aumentos llegaban hasta el 20%.

Cabe recordar que el esquema diseñado por Montoya establecía una eximición del gravamen a 1, 5 millones de contribuyentes de bajos recursos o en situación de pobreza. Además, aumentó el pago mínimo del urbano baldío de $ 21 a $ 25.

Modificaciones

Con el correr de los meses, la Provincia

- a la par del deterioro de su situación fiscal- fue modificando el régimen de exenciones y descuentos en el impuesto Inmobiliario edificado para los contribuyentes que se encuentran por debajo de la línea de la pobreza.

El artículo 52 de la ley 13.850 facultaba al Poder Ejecutivo a "otorgar anualmente créditos fiscales materializados en forma de descuentos en el monto del Inmobiliario de hasta el 100% para inmuebles cuyas valuaciones fiscales sean inferiores a

$ 100 mil, meritando condiciones de riesgo social y necesidades de financiamiento provincial".

"Los porcentajes de descuento que establezca el Poder Ejecutivo deberán tener una relación inversa con la valuación fiscal y podrán estar condicionados a requisitos de identificación de sus titulares", se acotaba en la ley.

Las exenciones a principio de año pasaron de 1,5 millones de beneficiarios a 900 mil. Y luego se publicó en en el Boletín Oficial la reglamentación del artículo 52, limitando aún más el beneficio impositivo. Concretamente, se estableció que el crédito fiscal destinado a cancelar el equivalente al 100% del impuesto Inmobiliario del período fiscal 2009 sólo para los inmuebles de aquellos partidos bonaerenses con más del 10% de hogares con necesidades básicas insatisfechas, y en aquellos con un porcentaje entre el 7,5% y el 10% de hogares con la citada problemática.

Además, se establece que los beneficiarios deberán ser propietarios de inmuebles cuya valuación fiscal se ubique entre los $ 20 mil y los $ 35 mil, frente a los $ 100 mil para abajo que se habían pautado en el artículo 52 original sin reglamentar.

Actualmente son 61 los distritos de la Provincia (sobre un total de 134) que se beneficiarán con los descuentos o las exenciones en el Inmobiliario Urbano, entre ellos La Plata. Hay casos particulares como el de Florencio Varela en los que, por el elevado nivel de pobreza de un amplio sector de la población local, tendrán un tratamiento especial como el contemplarse a los inmuebles con valor fiscal de $ 20 mil a $ 70 mil.

Comentá la nota