Se viene la licitación de la seguridad en el Rawson.

Es la primera vez que un área pública tendrá cuidado privado. Funcionaría en agosto y lo aplicarían luego a otros centros.
El gobierno empezó a dar los primeros pasos en el proceso de contratación de seguridad privada para el nuevo Hospital Rawson, inaugurado la semana pasada. La única que está habilitada para vigilar las reparticiones oficiales es la Policía, pero el año pasado se exceptuó por ley a Salud Pública debido a la gran cantidad de robos que sufren los centros sanitarios y por primera vez, una repartición estatal contará con custodia privada. En el Ministerio están elaborando los pliegos y quieren tener hecha la contratación en unos 60 ó 70 días más, porque se espera que en ese plazo la constructora entregue el nosocomio en forma definitiva, según dijo el ministro de Salud Pública, Oscar Balverdi.

El Rawson no será exclusivo. El secretario Técnico de Salud Pública, Enzo González, aseguró ayer que se contratará seguridad privada para otros centros sanitarios que han sido víctimas de los delincuentes. Sin fecha definida, la idea es llamar a licitación más adelante para contratar vigilancia para el Hospital de Caucete, el centro Báez Laspiur (Chimbas) y el René Favaloro (Rawson), pero aún no hay más detalles.

Para armar los pliegos del Rawson, Salud Pública pidió antecedentes en un hospital de Buenos Aires y en el principal hospital estatal de Neuquén. De ahí saldrán las condiciones de la contratación, aunque ya hay un punto definido: el gobierno quiere incluir una cláusula que diga que la empresa de seguridad se hace responsable de todos los objetos que desaparezcan.

Por ahora, oficialmente no saben cuánto costará el servicio y la cantidad de hombres que hará falta. Lo que sí se sabe es que la agencia de seguridad se hará cargo de todo el interior del nosocomio las 24 horas (instalaciones, equipamiento y medicamentos), mientras que el exterior seguirá bajo la órbita de la Policía.

La intención oficial es tener listo el proceso de contratación antes de que empiece a funcionar el nuevo hospital, para que abra sus puertas al público con la agencia de seguridad ya instalada. El plazo es fines de agosto o principios de septiembre. A esa altura, se espera que la UTE que levantó el edificio se lo entregue de manera definitiva al gobierno y, en forma casi inmediata, Salud Pública quiere habilitar el primer servicio que es Laboratorio.

El proceso de licitación es el corolario de un sin fin de hechos delictivos sufridos por los centros de salud, en especial el Hospital Rawson. En los últimos tres años, por poner algunos ejemplos, robaron una buena cantidad de medicamentos, muchos de ellos muy caros como eritropoyetina, anestésicos y drogas oncológicas, además de un electrocardiógrafo. Mientras que en el Marcial Quiroga se llevaron un ecógrafo valuado en 40 mil dólares.

En medio de una fuerte polémica por la responsabilidades, en 2008 el gobierno llegó a la conclusión de que con la Policía no alcanza. Y ayer, Balverdi lo ratificó: "La Policía no tiene cantidad suficiente de hombres para afectar a los centros de salud, debe atender otros hechos", aseguró a modo de argumento.

Comentá la nota