Se viene el kirchnerismo en Racing: ganó el candidato de Máximo y prometen inversionistas

El hijo del matrimonio presidencial votó y apoyó al nuevo mandamás académico. El pacto entre la Guardia Imperial, barra brava del club, y Néstor Kirchner.
El equipo de Avelleneda tiene nuevo presidente y puertas adentro, Rodolfo Molina, el nuevo mandamás académico, “corre con el caballo del comisario”.

Néstor Kirchner nunca ocultó su pasión por la celeste y blanca y tuvo participación directa en la política interna del club. Pero en las últimas elecciones racinguistas, que terminaron con once años de intervención y quiebra de por medio, el presidente del PJ decidió jugarla callado. La disputa entre la Guardia Imperial, la barra brava académica, y Kirchner quedó en stand by, siempre y cuando el santacruceño cumpla con lo prometido: levantar a Racing.

Molina, empresario de 47 años, conoció a Kirchner de la mano del actual embajador argentino en Chile, Ginés González García, y el vocero presidencial, Miguel Núñez. Ginés, que volvió al país para pasar las Fiestas, se acercó a la sede de Racing para votar. Incluso se animó a asegurar “que tiene muchos amigos” en la lista ganadora. El ex ministro de Salud era el enlace entre Kirchner y la barra brava; incluso fue el que gestionó el apoyo incondicional de la Guardia Imperial al kirchnerismo en 2007. La bandera que acercó Ginés la prendió fuego la barra cuando descubrió que el ex presidente intentaba mantener el gerenciamiento. Pero el tiempo pasó y ahora las relaciones se recompusieron.

Máximo Kirchner, el hijo mayor del matrimonio presidencial, también votó en las elecciones internas, y lo hizo por Molina. Es más, muchos aseguraron a este diario que Máximo está interesado en meterse en la política activa de Racing. Por eso también mantiene comunicación directa con Daniel Alvarez, el secretario privado de su padre, que ya se inmiscuyó en los asuntos racinguistas. “Era de River, pero ahora dice que es de Racing. Maneja jugadores”, cuentan de Alvarez, con gran relación con Fernando Hidalgo, el representante de la Bruja Verón. El nuevo presidente del club de Avellaneda está buscando un grupo inversor que ponga el dinero que le permita a Racing traer nuevos jugadores. Eso fue tema de conversación en la cena navideña en El Calafate: “Armaron el equipo”, aseguró a este medio un testigo ocasional. Según confirmaron a PERFIL, Molina ya se comunicó con allegados a Kirchner para presentar el proyecto y, por ende, conquistar a los empresarios cercanos a la política oficial. “Kirchner le mandó un mensaje a Molina. Le deseó suerte y le dijo que cuente con él para lo que sea”, explicaron desde la entidad racinguista.

“Le estás poniendo más plata a Tigre que a Racing. Acordate que la Presidenta es mi mujer y no Sergio Massa”, así le dijo Kirchner a Jorge Brito, a principio de mes, cuando se encontraron en un acto oficial. En Olivos cuentan por lo bajo que el primer caballero hizo fuerzas por el equipo de la Ribera en el triangular final. “No quería que gane Tigre. Es así.”

Comentá la nota