Se viene el fondo extra para el transporte urbano

El oficialismo irá hoy por la aprobación en el Concejo Municipal del refuerzo extra de 6.800.000 pesos al fondo de subsidios destinado al transporte público de pasajeros, dinero que surgirá de rentas generales. Si bien el socialismo hará valer su mayoría en el recinto de sesiones del Palacio Vasallo, la oposición renovará sus reproches al momento de tratar la iniciativa, cuestionada por pretender beneficiar económicamente a las concesionarias estatales Semtur y Mixta.
La comisión de Servicios Públicos del Concejo le había dado luz verde al proyecto el lunes pasado, marco en el cual los justicialistas Osvaldo Miatello y Fernando Rosúa votaron en contra, con un despacho en minoría que exigió saber cómo se distribuirá el dinero. El arista Carlos Comi acompañó la iniciativa del oficialismo.

El jefe de la bancada socialista, Manuel Sciutto, había explicado en su momento que el fondo apunta a "auxiliar y sacar de la emergencia económica y financiera a la Mixta y la Semtur, que recibieron las líneas de (la caducada concesión de) Las Delicias y tuvieron incluso que renovar unidades".

En ese sentido, Sciutto precisó que la relación pasajero-kilómetro "sigue siendo más deficitaria para las empresas públicas que para Rosario Bus (la única privada en pie), a la cual no van estos dineros".

Paralelamente, Oscar Ercoli, asesor de Rosario Bus, salió a advertir que la firma es discriminada desde el municipio en cuanto a los subsidios.

También se mostró contrariado respecto del futuro de la concesionaria ya que, según enfatizó, "la política municipal en cuanto al transporte ha sido equivocada".

Asimismo, Ercoli hizo hincapié en que "los números no cierran" en Rosario Bus y acusó a la Municipalidad de pretender llamar a una nueva licitación.

El socialista Miguel Pedrana replicó con que "es inexacto afirmar que el municipio quiere vaciar de capitales privados" el sistema. Y resaltó que "el oficialismo tiene una responsabilidad, que consiste en sostener el transporte en su conjunto y apoyar a las empresas que más desfasaje presentan".

El proyecto fijó como objetivo achicar el desajuste entre el costo real y la tarifa vigente y, de ese modo, eludir un aumento del valor del boleto.

A fines de 2008, el intendente Miguel Lifschitz había enviado al Concejo un mensaje pidiendo autorización para disponer de 6.880.000 pesos para auxiliar al transporte.

Lifschitz estimó "importante, oportuno y conveniente" otorgar con carácter extraordinario esa suma al sistema.

Pese a que Miatello respaldó el hecho de que el municipio contribuya dentro del sistema de subsidios, alertó: "Como estos dineros se trasladan al costo de los usuarios, es necesario saber cómo los distribuirán y si habrá ganadores y perdedores en el reparto".

Comentá la nota