Viene Cristina. Un sector de la izquierda apoya, con reservas

Es el Encuentro Popular Riojano, en el que confluyen el Partido Comunista y otras fuerzas locales de izquierda. En un documento, elogian varias políticas kirchneristas pero reclama por la continuidad de la promoción industrial y cuestiona algunas medidas.

"Quienes estamos empeñados en la construcción del Encuentro, militantes de diferentes experiencias (sociales, partidarias, culturales y sindicales ), queremos compartir con todos nuestros sueños y esperanzas; aquellos que anhelamos la utopía de construir otra realidad, con dignidad, justicia, solidaridad, pensando en una Rioja y en paìs que nos albergue como ciudadanos en la plenitud de nuestros derechos", dice el Encuentro Popular Riojano en un documento alusivo a la visita de la presidente Cristina Kirchner.

Dicen que "compartimos el proyecto político que la Presidente lleva adelante, del cual nos sentimos parte y constructores; no podemos dejar de mencionar que desde el 2003, la Argentina ha cambiado: que la Integración Latinoamericana y del Mercosur, priorizando las relaciones con los paises hermanos en proyectos concretos y defendiendo a los gobiernos amenazados por el imperio del Norte y sus oligarquías locales como ocurrió en Bolivia, es una realidad".

"Que esta manera de integrarnos con (los presidentes) Chavez, Correa, Evo, Lula, con Bachelet y ahora con Lugo, conforma una visiòn notablemente diferenciada de las relaciones carnales que se desarrollaron en los 90 y que nos costaran la entrega del patrimonio nacional, la sumisión y la mas terrible de las miserias", dice el Encuentro.

Para ese sector político el proyecto kirchnerista "significa una nueva manera de la redistribuciòn de la riqueza, la recuperación de las facultades del estado para intervenir en la economía y para actuar a favor de los intereses nacionales, como en el caso de la reestatizaciòn de Aerolineas, del Sistema Previsional, el reconocimiento por ley de la movilidad en el haber jubilatorio y por sobre todo la prioridad de la re-inversiòn en la industria nacional y en el crèdito de consumo y la eliminación de la tablita de Machinea, entre sus ultimas medidas".

También elogian "el apoyo a la Economía Social, (Plan Nacional Manos a la Obra) como estrategia para la superaciòn de la pobreza y la reactivaciòn de la iniciativa emprendedora de miles de argentino/as que se organizaron en microemprendimientos sustentables que implican puestos de trabajo, ingresos permanentes a los hogares, el desarrollo local y en definitiva la dignificación humana que implica el trabajo".

Y destacan que "en materia educativa la fuerte inversión educativa en contenidos, capacitación docente, infraestructura; la derogación de la Ley Federal de Educación, la recuperación de la Escuela Técnica, las paritarias docentes y lo mas importante una educación critica y al servicio de los intereses nacionales y populares".

Para el Encuentro también es positiva la política sobre derechos humanos "que puso en el centro de la escena importantes avances, como fue el apoyo a la recuperaciòn de nino/as apropiados por los represores y sus còmplices; el juicio y castigo a los jerarcas como Bussi, Menendez , Videla, Estrella que tanto daño le causaron al país, la reparaciòn a las vìctimas".

Sin embargo, el Encuentro Popular Riojano le cuestiona al kirchnerismo "el manejo del INDEC y la manipulación de la estadìstica pùblica, al proyecto del Tren Bala, cuando con menor inversiòn se podria recuperar los ferrocarriles nacionales y conectar al pais por esta vìa".

"Entendemos que tambièn se deben redireccionar decisiones tales como el veto a la Ley de Glaciares, promulgar la Ley de Bosques y la de Radiodifusión que promueve la Coalición por una Radiodifusión democrática, y, en este mismo marco debe ser otorgada la personería de la CTA", remarca.

Finalmente el Encuentro sostiene que sus dirigentes están "convencidos que el gobierno nacional hará justicia, al prorrogar la Promoción Industrial, como una forma de reconocer que nunca más el salario y el trabajo deben ser la variable de ajuste, como lo fue en los 90’. Es hora que los empresarios entiendan que no hay razón para que en épocas de crisis se privaticen las ganancias y se socialicen las pérdidas en los bolsillos de los trabajadores", afirma.

Y le piden una audiencia para plantearle "los graves problemas sociales, económicos y políticos"

Comentá la nota