Se viene un crédito provincial para la construcción de viviendas únicas

Se viene un crédito provincial para la construcción de viviendas únicas
El gobierno provincial prepara el lanzamiento de un crédito para la construcción de viviendas dirigido a sectores medios de la población que cuenten con un terreno escriturado. Una iniciativa que, según sostienen sus mentores, pretende ser única en la Argentina, en un contexto histórico en el que los préstamos hipotecarios devienen en una barrera infranqueable para los ciudadanos.
Se trata de un plan de financiación para los propietarios de terrenos que deseen levantar su casa familiar, con montos que ascenderán a los 100 mil pesos, a pagar en 20 ó 30 años con una tasa fija cuyo interés rondaría entre el 12 y el 14 por ciento.

El programa está instrumentado por la Dirección Provincial de Vivienda y Urbanismo (DPVyU), saldrá a la luz en junio próximo y será financiado por la Casa Gris.

Quienes estén interesados tendrán que reunir una condición excluyente: el crédito será para familias sin propiedad pero que cuenten con terreno escriturado.

Asimismo, para acceder al préstamo deberán acreditar un ingreso superior a los 3.500 pesos por grupo familiar.

Razones. La directora de Vivienda, Alicia Pino, justificó la puesta en marcha de esta operatoria al indicar que "existe una gran demanda de viviendas sostenida por familias que no han podido llegar a un crédito de un banco, o bien les resultó imposible reunir los requisitos".

De no mediar sorpresas, los interesados podrían anotarse a partir de junio. "Sólo falta algún convenio pendiente", puntualizó la funcionaria.

Lo cierto es que el porcentaje de la tasa aún está en etapa de definición, ya que el Ministerio de Economía provincial también participa del diseño del crédito, al igual que la metodología de administración del préstamo.

No obstante, desde la administración de Hermes Binner destacan que será "una tasa muy conveniente, la más baja que declare el Banco Central".

Según datos oficiales, en la provincia hay unas 125 mil familias anotadas en planes habitacionales, muchas de ellas con terrenos escriturados pero que no reúnen los requisitos que suelen pedir los bancos para financiar la construcción de viviendas.

En el marco de la reciente apertura del período de sesiones ordinarias en la Legislatura, el gobernador había considerado como uno de los ejes de su gestión la solución al problema de la vivienda, a la par que alertó sobre el marcado aumento de los asentamientos irregulares en las ciudades.

Al tanto de esas demandas insatisfechas, el lanzamiento de esta línea de créditos para la construcción es una de las iniciativas impulsadas por Vivienda.

Opciones. En la búsqueda de alternativas para aliviar ese déficit, el otro punto al que la repartición está enfocada es la disminución de los asentamientos irregulares, en una línea de trabajo similar al Rosario Hábitat.

La iniciativa es financiada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y tiende a la regularización de lotes, construcción y apertura de calles, en línea concordante con el Rosario Hábitat.

Comentá la nota