El año que viene el calendario escolar tendría 186 días de clases.

El Gobierno Provincial busca poder cumplir, tras dos años infructuosos en el respeto del calendario escolar, los 180 días de clase en 2010. Para ello, es casi un hecho que en el próximo ciclo lectivo habrá 186 días de clases.
Este año terminará con (en el mejor de los casos y de no mediar más suspensiones) con 171 días de clases en la mayoría de los colegios. El programa inicial contemplaba 182 jornadas, que se vieron considerablemente reducidas por la pandemia de gripe A. Por esta enfermedad, el Ejecutivo decidió adelantar las vacaciones de invierno, que comenzaron el 6 de julio, y extenderlas por cuatro semanas, por lo que los chicos volvieron a las aulas el 3 de agosto, perdiendo 9 días de clases.

El viento zonda, en tanto, se encargó de restarle otras 2 jornadas, la primera el 16 de junio, y la última y más reciente el 14 de agosto.

Este año, a diferencia del 2008, no hubo pérdida de clases por paros de los docentes (ver aparte). "Tener un calendario más extenso nos daría margen en caso de que surjan inconvenientes", explicó Rosi Muñoz, la titular de Educación Inicial y Básica. "La ley prevé 180 o más días, siempre se le suman algunos, pero los últimos años no se pudo cumplir", indicó la funcionaria.

"Estamos tratando de que tenga 186 días, aunque todavía no está confirmado", explicó Guillermo Gallardo, titular de Educación Privada de la DGE. "Esto no tiene que ver con las jornadas que se perdieron este año", opinó Gallardo. Para Muñoz, en cambio, esta medida permitiría "compensar las jornadas que no se tuvieron de este año".

Poco después de confirmarse que se prolongaría en receso invernal, desde la cúpula de la DGE afirmaron que no se extenderían las clases a fin de año. "Sería una decisión muy poco afortunada, porque los chicos para esa época están muy cansados, y hace demasiado calor como para que puedan aprender bien", indicó Muñoz.

Según el cálculo de DGE, si las clases comienzan el primero de marzo, se puede tener 186 días hasta diciembre. El adelanto no implicaría "absorber" tiempo de las jornadas destinadas al trabajo institucional de cada escuela, sino que los directivos y docentes también sumarían una semana de trabajo en el año. El calendario escolar del año que viene será presentado a fines del mes de septiembre, aunque ya está siendo elaborado por cada área de la DGE.

En estos días, en tanto, culminará el segundo trimestre con los exámenes que se toman en el final de cada período. "Seguramente cada docente los tomará de acuerdo a cómo ha trabajado en su curso, no es algo que deba cumplirse tan estrictamente", explicó Muñoz.

Una deuda pendiente del Gobierno de Jaque

Cumplir con los 180 días de clase establecidos por ley para la educación primaria y secundaria se convirtió en un karma para el actual Gobierno.

El año pasado, los recurrentes paros de los docentes mendocinos imposibilitaron, por primera vez desde que se reglamentó el piso de días de clase (con la ley 25.864 de diciembre de 2003). En 2008 se perdieron 9 días de clase por los reclamos gremiales.

En muchas otras escuelas, sin embargo, el principal obstáculo fue la sistemática falta de docentes: algunos cursos llegaron a pasar 2 meses sin que se presentara algún maestro al concurso para acceder al cargo.

Comentá la nota