Viejos resabios de las dictaduras

Viejos resabios de las dictaduras
Refacciones en el edificio permitieron descubrir decenas de celdas abandonadas y restos por investigar. Ayer Evo Morales anunció que fueron encontrados huesos, quizás humanos, y dijo: “Los pichones de la dictadura tendrán que pagar”.
El sótano del Ministerio de Gobierno, en la ciudad de La Paz, es una muestra de la efectiva brutalidad con que las dictaduras militares de la región intentaron gobernar en décadas pasadas. Hace tres semanas, unas refacciones en el edificio permitieron descubrir decenas de celdas abandonadas, repletas de basura, papeles y restos por investigar. Ayer, el presidente Evo Morales anunció que fueron encontrados huesos, quizás pertenecientes a humanos. Y recordó que los actuales partidos de derecha opositores a su gobierno colaboraron con los militares golpistas. “Si se demuestra que realmente son huesos de seres humanos, los pichones de la dictadura tendrán que pagar”, advirtió.

Morales también pidió colaboración a las fuerzas armadas para encontrar cuerpos de opositores de las dictaduras aún desaparecidos. “¿Qué habrá pasado aquí? Seguramente las autoridades de la época tendrán que informar. Hay que investigar para determinar qué se ha encontrado. Si se demuestra que son huesos humanos, entonces puedo pensar que esto era un cementerio de gente que apostaba por su patria, por su pueblo. Espero que no sea así”, dijo en conferencia de prensa.

Emil Balcázar, que perteneció al Ejército de Liberación Nacional (ELN) y fue diputado por el Partido Comunista, recordó su estadía en las oficinas del Ministerio del Gobierno (Interior) en 1976, cuando funcionaban como cámaras de tortura. El dictador era Hugo Banzer. “En el piso 3 y en el sótano era donde peor se la pasaba. Los militares torturaban ahí a los que les parecían más peligrosos. Quienes pasaron por esos lugares han quedado desaparecidos o desquiciados, locos”, contó a Página/12.

El viejo guerrillero estuvo detenido en el piso 2, luego de las sesiones de tortura recibidas en el Departamento de Orden Público (DOP). De ahí fue trasladado al Cuartel de Viacha, también en La Paz, donde cesaron los tormentos. “Conocí a un argentino que estuvo preso conmigo. Se apellidaba Villa, el nombre no recuerdo, le decíamos ‘el choco (rubio)’ Villa. Era montonero. En el sótano del ministerio le hicieron hablar hasta de lo que no sabía. Los militares lo iban a entregar a la embajada argentina para que lo llevaran a su país. Cuando supo esto intentó inmolarse, se quemó con la paja de su colchón. Quedó muy malherido, pero igual lo llevaron a la rastra”, comentó. Balcázar comprobó los mecanismos aceitados del Plan Cóndor por este caso y el de otros compañeros de países cercanos.

“A los que lográbamos salir del ministerio nos decían ‘lázaros’ los mismos tiras. Si hablaban de un prisionero al que no querían eliminar, decían ‘éste es un lázaro’, por el resucitado”, afirmó Balcázar. En su memoria aún guarda el plano de los pisos del Ministerio de Gobierno, sus pasillos y sus celdas.

“En la ciudad de La Paz torturaban no sólo en el ministerio, también en el DOP, en casas de seguridad que tenían ellos, en comisarías. Hacían los interrogatorios de noche, que siempre iban acompañados de torturas. Ponían parlantes con música de moda muy fuerte para que no se escucharan los gritos”, dijo. Para el ex diputado, no sólo debieran investigarse los sótanos del ministerio, sino todos los ámbitos de tortura de los militares.

Cuando descubrió que también podía gobernar por vías democráticas, el dictador Banzer (1971-1978) creó el partido Acción Democrática Nacional (ADN), con el que llegó a la presidencia en 1998, acompañado de Jorge “Tuto” Quiroga, quien lo sucedió en la presidencia tras su deceso. Luego, Quiroga juntó los restos de ADN y con otros partidos de derecha creó Poder Democrático Social (Podemos), actualmente principal fuerza opositora, que tiene mayoría en el Senado. Para Morales, habría que preguntar a estos políticos sobre el sótano del ministerio. “Sabían de su existencia. También han sido cómplices, inclusive han participado en los golpes. Casi todos los partidos de la derecha participaron en golpes de Estado”, sostuvo el presidente.

El gobierno indicó que en el ministerio se construirá un memorial por las víctimas del terrorismo de Estado. Pero antes deberá concluir la investigación. “Lo que se descubra pueda contribuir a que nunca más vuelvan esas épocas de dictadura, a que nunca más se torture como antes, a que nunca más haya represión”, dijo Morales.

Comentá la nota