"Con el viejo sistema, el boleto debería aumentar más"

Desde hoy funcionan los cambios en el transporte público. El jefe comunal Cristian Breitenstein defendió su propuesta de suba en el precio del pasaje: dijo que no es un incremento a demanda de las empresas, sino una actualización necesaria.
El intendente Cristian Breitenstein encabezó ayer un acto de presentación de nuevas unidades para el servicio de colectivos urbanos, que comenzó a funcionar a la hora 0 de hoy y quedó a cargo de las empresas Rastreador Fournier, Plaza y Mayo SATA.

Breitenstein destacó que este modelo llegará a 11 barrios más con mejor servicio, cumplimiento y exigencia de frecuencias, y una tarifa más reducida que la que hubiese correspondido con el sistema viejo, "porque la relación pasajero-kilómetro iba a ser más cara".

El jefe comunal se refirió así a la polémica generada a partir de la propuesta municipal de incrementar el precio del boleto, un reclamo que vienen haciendo las compañías que explotarán el servicio.

El Ejecutivo impulsa un pasaje de 1,75 pesos, de los cuales 1,65 abonará el usuario: los 10 centavos restantes serán subsidiados por el municipio. Actualmente, la tarifa es de 1,40 pesos (1,35 paga el pasajero y el resto se subsidia).

La oposición en el Concejo Deliberante ya manifestó sus críticas a esta iniciativa. Argumenta que la intendencia había prometido tiempo atrás que el cambio de sistema no incidiría en el precio del servicio.

La UTA, conforme

El secretario local de la Unión Tranviarios Automotor, Ricardo Pera, dijo que este proyecto permitió conservar las fuentes de trabajo y crear otras. Respecto del valor del boleto, sostuvo que "no podemos quedar exentos de lo que pasa en el contexto nacional, provincial y mundial. Por lo tanto, el aumento merece una revisación seria y responsable del Ejecutivo, concejales y emepresarios".

Comentá la nota