Viejo anhelo: Se avanza nuevamente sobre la recuperación del camino de sirga

A través de un proyecto de Resolución, solicitan a la Cámara de Diputados y Senado de la Nación, "un nuevo abordaje de Camino de Sirga legislado en los artículos 2639 y 2640 de Código Civil", con las ampliaciones y/o precisiones que se consideren pertinentes "a efectos de adecuarlo a las exigencias de diverso orden de nuestro tiempo..."
Los concejales Justicialistas Dr. Miguel Romano y el Prof. Hugo Boetti, retomaron, a través de un proyecto de resolución, la tarea emprendida en diversas oportunidades por los concejales Esteban Yaquemé y Alejandro "Pocho" Sánchez, sobre la recuperación del llamado Instituto del Camino de Sirga, legislado en el Código Civil, visto "la necesidad de recuperar tan valiosa herramienta con plena Operatividad Jurídica, para la resolución de situaciones en las que impera un profundo interés público".

Romano y Boetti, fundamentan su proyecto en que "es menester destacar la plena vigencia en nuestros días del Régimen establecido por nuestro codificador, - Dr. Vélez Sarfield - en los artículos 2639 y 2640 del Código Civil, y la necesidad de ajustar su aplicación a las problemáticas de diverso orden de nuestra época", y que en igual sentido "corresponde decir que la restricción impuesta a los propietarios ribereños, en virtud de la institución que aquí nos ocupa, surge de pleno derecho (Ministerio Legis); por lo tanto, nace sin necesidad de que así lo haya determinado la Administración Pública" según expresa.

Los Concejales Justicialistas resaltaron la importancia que tiene hoy el Camino de Sirga, "no sólo para los fundos vecinos ligados por dicha vía, sino y muy especialmente, por el interés general de la buena explotación de esas mismas heredades, y el interés público de la comunicación fluvial y terrestre".

A su vez, se menciona que este Instituto "ha sido recuperado majestuosamente en toda su dimensión, por un fallo señero de la Excelentísima Cámara de Apelación en lo Civil, Comercial, Criminal y Correccional Departamental, dictado en autos "Multipuertos S.A. y otra c/ Genaro Domingo y otros y/o quién ras. prop. s/ sumarísimo para tener liberación y libre utilización del Camino de Sirga, en fecha 29 de septiembre de 1992. Dicho fallo condena expresamente a la demandada a la apertura y liberación del camino aquí abordado, con lo cual otorgó plena vigencia y eficacia al Instituto que aquí nos interesa, reinstalando en nuestra vida jurídica una herramienta fundamental, con proyecciones de suma importancia en aspectos sociales, económicos, turísticos, estratégicos, etc. de nuestra Población".

Otro de los considerando, destaca que en el marco de lo planteado, dicha Resolución apunta a "volver absolutamente operativo, con las mayores precisiones y gravitación, la Institución Jurídica Camino de Sirga, legislado en nuestro Código como un cartabón programático que debe necesariamente adecuarse a los tiempos, y especificarse en sus proyecciones y alcances".

Es así que el Dr. Romano junto a Hugo Boetti, solicitan en la parte resolutiva del proyecto, a la Cámara de Diputados y Senado de la Nación Argentina "un nuevo abordaje de Camino de Sirga legislado en los artículos 2639 y 2640 de Código Civil, introduciéndoles las ampliaciones y/o precisiones que se consideren pertinentes a efectos de adecuarlo a las exigencias de diverso orden de nuestro tiempo, tornarlo plenamente operativo y recuperarlo para la protección no solo de intereses individuales, sino y fundamentalmente, para el interés público de toda nuestra sociedad".

El artículo segundo en tanto, se requiere al referido Poder Legisferante "la compatibilización del referido Instituto (computando su debida preponderancia normativa y finalidad jurídica) con otras legislaciones con las que se encuentra ligado o en íntima conexidad como por ejemplo, la Legislación Portuaria, el Derecho de Navegación y otros Institutos del propio Derecho Civil e inclusive de derecho Administrativo (otras restricciones al dominio, servidumbre, etc.)"

Finalmente, solicitan también, "se contemple, a la hora de legislar y replantear los alcances del Camino de Sirga, la posibilidad de conflictos con otras normativa, garantizándose en tal caso la vigencia del mismo con fórmulas o itinerarios alternativos".

Comentá la nota