Una vieja interna de la Bonaerense quedó al desnudo tras la pelea de dos ex comisarios

Dos policías retirados se pelaron a golpes en las dependencias del Centro de Jefes y Oficiales bahienses. En las últimas horas, uno de los protagonistas juró vengar el episodio matando "de un tiro en la cabeza" a su rival.
Dos viejos caudillos policiales de la Policía Bonaerense decidieron abandonar por un rato la tranquila vida que les otorga la jubilación, para protagonizar un triste episodio que se desarrolló en el Centro de Jefes y Oficiales Retirados de esta ciudad.

El hecho se registró el viernes cuando el comisario retirado Horacio Palmieri, de 79 años, se habría acercado al Centro policial para preguntar sobre un posible aumento en el haber jubilatorio.

Al entrar al edificio de calle 25 de Mayo 7, Palmieri se encontró con Félix Chelía, otro viejo comisario retirado de la bonaerense y actual presidente del Círculo que nuclear a los ex uniformados.

Según las versiones recogidas por LBN, la discusión entre los jubilados habría comenzado "por viejas cuentas sin saldar" de la época en que ambos "tenían otro peso" dentro de la institución policial.

Poco después, la charla subió de tono cuando se refirieron a cuestiones actuales. Al parecer, Chelía (60) increpó duramente a Palmieri por sus dichos públicos sobre la actuación de una comisario de la localidad de Médanos.

"Vos sos un traidor de mierda, andate de acá, viejo traidor" repetía, según testigos, el presidente del Círculo. En tanto, se informó que Palmieri repetía a los gritos "yo quiero saber porque ascendieron a esa pendeja de mierda".

Inmediatamente después, se acabaron las palabras y se desató la pelea a trompadas. Una versión indica que Palmieri inició el convite cuando le pegó una cachetada a su contrincante. Otra, señalaba que el octogenario ex policía no había alcanzado a reaccionar ante los inesperados golpes de Chelía.

Tras ese triste episodio, Palmieri –con el labio sangrando- se dirigió a la fiscalía en turno a realizar la denuncia por agresiones. En tanto, comentan que advirtió a sus conocidos que cuando se recupere de la golpiza se vengará de Chelía matándolo de "un tiro en la cabeza".

La histórica interna de la Policía de la Provincia de Buenos Aires inscribió un nuevo capítulo en la ciudad de Bahía Blanca. Aunque no se sabe exactamente el origen del enfrentamiento, fuentes policiales aseguraron que "El Mono" Chelía -como le dicen sus amigos- "tenía ganas de embocarlo hace rato al ´Cabezón´ Palmieri".

Comentá la nota