Viedma: "Hay un encubrimiento grande", dijo Julieta Vinaya

Julieta Vinaya, madre de Atahualpa Martínez, el joven asesinado hace un año atrás en Viedma, afirmó que "hay un encubrimiento grande, es inmenso, porque hay una recompensa de 100 mil pesos, hay toda una policía que está buscando y no hay nada, se hacen investigaciones y es cómo trabajar al tanteo, cuando se empieza a investigar algo se corta y no se sabe cómo seguir, entonces, algo está pasando".
Indicó que "los que hicieron esto sabían muy bien qué es lo que estaban haciendo, sabían muy bien cómo borrar las huellas", subrayando que "siento que lo de Ata es la punta de algo y no es algo común, sino que me estoy refiriendo a algo bien grande". Señaló que, no obstante, tiene expectativa por la actuación de Gendarmería: "Capaz que ahora sepamos qué pasó porque son personas que no tienen compromiso con nadie". Mencionó en diálogo con la agencia APP que "en la provincia también habian pasado asesinatos, no solamente el de mi hijo, sino que en esto de empezar a ver, a abrir los ojos, hay muchos casos. En el programa antiimpunidad hay 90 expedientes, es decir, 90 personas, 90 asesinatos sin resolver. Muchísimos casos de los que no se sabe nada".

Señaló Julieta que "tengo esperanzas de saber la verdad, que sepamos en realidad qué es lo que pasó el 15 de junio del año pasado. No se alcanza a entender qué es lo que pudo haber visto, qué es lo que pudo haber pasado".

Informó que "la semana pasada estuve en Buenos Aires, con motivo de la presentación de un corto sobre Ata, en un encuentro internacional de directores de cine, había mucha gente de Latinoamérica y el Caribe, así como de España, Francia, Alemania, Italia... Estuve hablando de quién era Ata, qué es lo que había pasado y por qué estaba yo ahí, más que todo para convocar. Y mencionaba que en la provincia también habian pasado asesinatos, no solamente el de mi hijo, sino que en esto de empezar a ver, a abrir los ojos, hay muchos casos. En el programa antiimpunidad hay 90 expedientes, es decir, 90 personas, 90 asesinatos sin resolver. Muchísimos casos de los que no se sabe nada".

Agregó que "yo sinceramente ante tantos casos me empecé a desesperar y decir, no, no quiero que Atahualpa quede asi, como un caso más que no se esclarezca".

Indicó a la agencia APP que a partir de esta difusión "en Buenos Aires quieren acompañar, tal es así que el día lunes que se va a cumplir un año del asesinato de Ata, se hace simultáneamente un acto ante la Casa de la Provincia de Río Negro, algo simbólico, la gente va a ir con velas, van a ir de distintas organizaciones sociales. Y un periodista quedó en ver el corto y después me llamó desde Buenos Aires y me dijo que va a estar cubriendo la movida en Buenos Aires y que en algún momento iba a venir acá a Viedma para entrevistar a la gente, gente de la escuela, de la toma del 30 de Marzo, familiares, porque quiere hacer un documental de quién era Ata".

Destacó que "quizá lo de Ata sea un pie para otras cosas más", para que exista ua demanda sobre esos "90 asesinatos no esclarecidos".

Al consultársele si la falta de esclarecimiento indica inoperancia de la justicia o de la policía o hay algo de encubrimiento, afirmó que "hay un encubrimiento grande, es inmenso, porque hay una recompensa de 100 mil pesos, hay toda una policía que está buscando y no hay nada, se hacen investigaciones y es cómo trabajar al tanteo, cuando se empieza a investigar algo se corta y no se sabe cómo seguir, entonces, algo está pasando".

Indicó que "los que hicieron esto sabían muy bien qué es lo que estaban haciendo, sabían muy bien cómo borrar las huellas, qué cosas hacer para no dejar evidencias. No estamos hablando de alguien inexperto".

Criticó que hubo inoperancia de la policia al momento de la toma de pruebas "y cuando me pongo a ver esto, también es algo muy similar que pasó en el caso de Otoño Uriarte, también pasó algo similar en el primer Triple Crimen en Cipolletti. Sin ir más lejos, algo muy reciente que ha pasado, es el caso de Silvia Manzanares, que ha sido en la provincia, y donde ha pasado exactamente lo mismo. Habrá que empezar a preguntarse qué está pasando, qué es lo que realmente están encubriendo. Yo siento que lo de Ata es la punta de algo y no es algo común, sino que me estoy refiriendo a algo bien grande".

Respecto al rol de Gendarmería, si tiene expectativa, explicó que "con la gente de Gendarmería he estado en todas las movidas que han hecho. Ellos se manejan de una manera totalmente distinta, se ha venido con todo lo que es aparatología, con un equipo de diez personas, con muchísimas cosas. Capaz que ahora sepamos qué pasó porque son personas que no tienen compromiso con nadie. Sí hay además un compromiso de la presidenta Cristina para que existan todos los medios para saber quién asesinó a mi hijo. Gendarmería tiene que dar su informe a la fiscal y supongo que de ahí va a salir algo".

Al consultársele cómo quiere que lo recuenden a Ata, más allá de su propio recuerdo que es intransferible, expresó a la agencia APP que "quiero que lo recuerden con esa sonrisa hermosa que tenía y con esa humildad que tenía. Era muy metido para adentro; él decía que no había que mirar, sino que había que observar, eso aprendí de él. Y cuando veía a alguien que necesitaba, no importara quién, él tendía la mano. El ayudaba a todo el mundo". (APP)

Comentá la nota