“No es De Vido, ni de los que traen valijas con dólares para la campaña”.

El concejal de la UCR Hugo Escribano salió ayer a despegar la actuación del ex director de Cementerios, Carlos Balbín, del resto del gobierno de Miguel Lunghi, luego de que se conociera la condena por el desvío de fondos públicos para la campaña del actual Intendente.
“Es una demostración de que admite el error que cometió y me duele mucho más conociéndolo a Carlos Balbín, que es una buena persona” aseguró ayer el legislador del oficialismo.

De todos modos, se molestó con las críticas del justicialismo tandilense, que redobló cuestionamientos hacia la figura de la administración de Lunghi, tras conocerse la determinación judicial.

“Balbín no es De Vido ni es de los que traen valijas con dólares de otros países para pagar campañas” indicó Escribano, en referencia al caso que involucra a funcionarios de los gobiernos de Cristina Fernández y de Hugo Chávez.

Por ello, indicó: “no me gusta que se use a una persona que se equivocó, no lo justifico porque lo admite y lo está pagando, para hacer campaña política, porque desde la oposición se está usando este error que cometió Balbín hace un montón de tiempo, inclusive con mentiras”.

El concejal, reiteró que a su entender desde “el primer momento se investigó el error que Carlos admite y hoy paga con creces, por eso me gustaría que se investigue de la misma manera los otros, para que terminen como terminó en este caso”.

Lo cierto es que reiteró que el malestar del oficialismo se debe a que “se utiliza para campaña política contra la gestión, por eso pienso que se están yendo un poco de boca, y eso es lo que no corresponde”.

El concejal del radicalismo recordó que se han dado otros casos en años anteriores y en ninguno de ellos “se los usó para hacer campaña como sucede ahora con el error que cometió Balbín”.

El dirigente radical agregó que tras conversar del tema con el ex funcionario cree que “cometió un error de manera involuntaria, aunque hoy algunos dicen yo no lo habría cometido, pero se hace cargo él de lo que sucedió y no se puede hablar del caso por imaginación”.

De todos modos, reconoció que el tema “roza la gestión, pero de ahí a que se digan cosas que no corresponde como escucho ahora, me parece que se están yendo bastante de boca”.

Además, señaló que el caso “afecta a la gestión en cuanto es un hombre del radicalismo que comete un error, pero también si la gente hace un análisis debe ver las dos cosas: que se equivocó pero que lo admitió. No todos los que se equivocan en política, hacen lo que hizo Carlos Balbín”.

Comentá la nota