De Vido: "en todos los municipios se hacen obras importantes, no hay uno que predomine sobre otro"

Eso expresó el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, al ser consultado ayer en la tarde por las inversiones que comenzaron a desarrollarse en Zárate desde que el intendente municipal Osvaldo Cáffaro decidiera acompañar la política nacional. Sostuvo que ello no influyó para nada y que aseguró que se debe a la política que lleva adelante Cristina Fernández.
A diferencia de años anteriores, Zárate comenzó a ser tenida en cuenta en materia de inversiones nacionales y provinciales desde que se desarrolló un encolumnamiento político con el kirchnerismo. Esto se dio en los últimos dos años y medio. Cabe recordar, que la anterior administración municipal, justicialista pero no kirchnerista de primera hora, adhirió a las políticas del ex presidente recién en su último año de mandato. Por su parte, el actual intendente recibió el pedido expreso de acompañamiento desde que comenzaron a destrabarse proyectos de importancia para la ciudad.

De Vido no guardó elogios para Cáffaro y aseguró que las obras en los municipios no se llevan a cabo sólo por un esfuerzo nacional sino por la calidad en las gestiones de los intendentes.

"Cada una de estas obras habla a las claras de la gestión de municipal", dijo, "la nación aporta fondos, hace chequeos técnicos de los proyectos, tiene un control institucional pero esencialmente, esto se lleva a cabo en forma descentralizada, el proyecto, los llamados a licitación, el trabajo de concreción de la mismas lo realiza el Municipio, lo que significa que acá hay una buena gestión".

Tanto De Vido como el ministro del Interior, Florencio Randazzo, desmintieron que las obras tengan que ver con el marco electoral y, al igual que Néstor Kirchner y Daniel Scioli, aseguraron que se van a concretar.

"Esto está vinculado a una decisión de la Presidente ante una crisis internacional", dijo Randazzo, "básicamente la idea es mantener el nivel de actividad y de empleo, creemos que la crisis se resuelve con políticas activas por parte del Estado y vamos a seguir en este camino porque es el que ha dado enormes resultados al pueblo".

En relación al permanente diálogo que existe ahora entre el Municipio y la Nación, el ministro del Interior sostuvo que "el destino de Zárate está atado al destino de la Argentina, cuando al país le va mal a los zarateños también, en ese marco se da la relación".

En un tono más de campaña, De Vido también explicó la razón por la cual es necesario que el gobierno nacional cuente con mayoría en el Congreso. "Eso nos permite fluidez de partidas, aprobación de presupuestos y demás cuestiones que nos permiten llevar a cabo trabajos como éste", dijo haciendo referencia a las obras de pavimentación que han comenzado a desarrollarse en el distrito.

LOS CEIBOS LE ENTREO UN PETITORIO

Como lo habían adelantado, integrantes de la asociación civil Los Ceibos que lucha por la finalización de las cuatrocientas viviendas del Plan Federal todavía inconclusas, aprovecharon la visita del ex presidente y el ministro de Planificación, para entregar en forma directa un petitorio en el que reclaman la finalización de la obra.

Al respecto, De Vido informó que habló no sólo con adjudicatarios de las viviendas sino también con el intendente Osvaldo Cáffaro y el secretario de Obras Públicas de la Nación, Jorge López "para tratar de encontrar una salida al problema, soy optimista y creo que lo vamos a hacer".

El funcionario aseguró que la paralización de la construcción no se debe a falta de destino de fondos sino a conflictos internos del sindicato que nuclea a los trabajadores que llevan a cabo la obra y al accionar de la empresa.

"El conflicto interno de UOCRA genera sucesivos paros y la empresa tendría que colaborar para resolverlos", dijo De Vido, "no se está haciendo todo lo que queremos pero hay que trabajar en ese sentido, en absoluto se debe a falta de fondos".

Comentá la nota