De Vido les prometió subas en el precio del crudo a los gobernadores

Los gobernadores de las provincias petroleras se llevaron ayer una doble promesa del Gobierno nacional: la aplicación a corto plazo de un mecanismo de subas graduales de precios para el crudo y el gas del mercado interno y la constitución de un "fondo compensador" que se utilizará para despidos en el sector en épocas de crisis.
Encabezados por el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, los mandatarios que integran la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI) acordaron con el ministro de Planificación, Julio De Vido, la creación de una "mesa chica de trabajo" para acelerar la adopción de medidas destinadas a solucionar los problemas de la actividad.

Los gobernadores volverán a reunirse el próximo martes con De Vido para definir cuáles son los niveles mínimos de actividad que necesita mantener cada provincia. Sobre la base de esos parámetros, la Nación se comprometió a establecer un "sendero de recuperación de precios" que incluirá aumentos razonables para el crudo y gas del mercado dómestico.

Más allá de las promesas oficiales de mejoras de precios, lo que quedó claro en la reunión es que la Nación quiere involucrar a las provincias como "impulsoras" de los próximos aumentos que deberán trasladarse a las tarifas de electricidad y gas que pagan los usuarios.

Otra medida que aprobaría la administración kirchnerista para mejorar la situación fiscal de las provincias petroleras sería la aplicación de las regalías plenas a los precios que se aprueben para las nuevos emprendimientos encuadrados dentro de los programas de Gas Plus y Petróleo Plus.

En respuesta a los reclamos gremiales, otra medida en danza consistiría en la creación de un "fondo compensador" que se alimentará con una porción de los próximos aumentos y se usará para mantener los ingresos de los trabajadores en las épocas de baja actividad.

Comentá la nota