De Vido se pone a buscar un socio argentino para operar Edelap

Con AES casi fuera de Edelap, el Gobierno busca reemplazo. Electroingeniería tiene muchas chances, mientras el grupo estadounidense busca seguir en generación
Luego de realizar una denuncia en el fuero criminal y correccional contra AES, el Gobierno busca un empresario local para que los reemplace en Edelap. La intención oficial no es nueva, pero se aceleró luego que el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (Enre) detectara maniobras económicas con la deuda y el gerenciamiento de la distribuidora eléctrica, en ambos casos a favor de otras empresas que controla el grupo de origen estadounidense. “El reemplazo de AES por un grupo local tiene 95% de posibilidades de concretarse en un plazo relativamente corto”, confió a El Cronista una fuente oficial.

Ni AES ni el Gobierno reconocieron por ahora las negociaciones para una salida ordenada, pero el silencio del embajador estadounidense, Earl Anthony Wayne, luego de su encuentro de la semana pasada con Julio de Vido, fue interpretado como el reconocimiento de que AES no tiene chances de seguir en Edelap. Según se comenta, sus directivos buscan una salida lo menos traumática posible, y lo que más les importa es mantener buen vínculo con el Gobierno, especialmente porque tienen 10% de la generación energética del país: las hidroeléctricas Alicurá, Cabra Corral, El Tunal, Quebrada de Ullum y Ullum; más las termoeléctricas AES Paraná, Central Dique, Central Sarmiento y Térmica San Nicolás. De todas maneras, los subsectores energéticos Distribución y Generación siempre se manejaron como unidades de negocios separadas en AES, algo que sus directivos a nivel mundial intentarán transmitir a las autoridades argentinas.

El viernes, tres de estos directivos estuvieron en el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios. Esperaban que los reciba De Vido, pero sólo pudieron entrevistarse con Roberto Baratta, subsecretario de Coordinación y Control de Gestión. “En los hechos es el viceministro, pero los directivos que vinieron pretendían que los reciba Julio (De Vido). No creo que les haya gustado mucho ver, en cambio, a Roberto (Baratta)”, apuntó una fuente de Planificación.

La reunión fue cordial, y Baratta habría intentado tranquilizarlos, agradeciendo inclusive la visita. Pero los estadounidenses de AES salieron de Planificación con pocas esperanzas de preservar la concesión de Edelap, en especial porque no fueron recibidos por el ministro. “Si De Vido le avisó a Wayne cómo estaban las cosas, pero no quiso recibir a la empresa, la suerte de AES en Edelap está prácticamente echada”, señaló un operador privado del sector, que supo trabajar también en la Secretaría de Energía.

En el cambio de manos, por ahora se descarta una participación del Estado Nacional en la distribuidora eléctrica que atienda a casi 300.000 clientes en La Plata, Berisso, Ensenada, Brandsen, Magdalena y Punta Indio. Aunque está confirmado que los trabajadores mantendrán el 10% (a través de la PPP), y quizás tenga participación el municipio platense.

Como el Gobierno busca un socio nacional que tenga expertise para operar la concesión, y los dueños de una distribuidora metropolitana no pueden participar en otra, Pampa Energía no tiene posibilidades. Todos los cañones apuntan a Electroingeniería, que no sólo tiene más de 30 años en el sector, sino también participa en Transener (junto a Enarsa y Pampa) y tiene gran experiencia en el tendido de redes de alta tensión.

Electroingenería nunca operó una distribuidora eléctrica, pero acumula mucha experiencia como contratistas de esas firmas. Además, esta empresa originaria de Córdoba tuvo acercamientos por Edelap a mitad de año, pero el cambiante –para mal– panorama financiero congeló sus planes. Con AES prácticamente fuera de la concesión, en Electroingeniería se renovó el interés por lo que, en términos empresarios, sus directivos consideran un paso lógico: de contratistas a dueños.

Comentá la nota