De Vido justificó la prohibición a Edesur para repartir ganancias

Dijo que no había invertido. Edesur asegura que destinó $ 520 millones a obras.
La decisión oficial de impedir que la empresa distribuidora de energía Edesur reparta 65,5 millones de pesos de ganancias entre sus accionistas provocó un contrapunto entre el Gobierno y la concesionaria. El ministro de Planificación, Julio De Vido, justificó la medida argumentando que la firma debe cumplir con una serie de inversiones antes de distribuir dinero entre sus dueños. Pero Edesur objetó esta visión y aseguró que su plan de obras está al día.

"Señores: antes de distribuir dividendos hagan las inversiones necesarias para que la red eléctrica esté en condiciones, sobre todo para encarar las duras exigencias de consumo que habrá en el próximo verano", dijo De Vido sobre la malograda distribución de ganancias de la compañía. Tal como informó Clarín ayer, el Ente Regulador de la Electricidad (ENRE) intimó a la empresa para que detuviese el reparto de dividendos.

Los dueños de Edesur, que se quedaron con las ganas de cobrar su parte de los 65,5 millones de pesos, son Enersis (controlada por Endesa, a su vez propiedad de la italiana Enel), que posee el 43,1%; Distrilec (parte de la misma Enersis y parte de la brasileña Petrobras), con 56,35% de las acciones; y los propios trabajadores, que son propietarios de 0,55%.

En declaraciones radiales, De Vido no esquivó hablar de los motivos que justifican la intervención oficial para detener el proceso. "En el caso de Edesur, si bien se hicieron algunas inversiones, no todas satisfacen al ENRE, que cuenta con el aval del Ministerio de Planificación en el sentido de que se debía invertir más de lo que se invirtió, para tener la red eléctrica en condiciones", sostuvo el ministro.

Además recordó que Edesur "no es una sociedad anónima que se dedica a una actividad privada y específica, sino una compañía que explota una concesión de servicio que es propiedad del Estado argentino". En el mismo sentido, enfatizó: "No hay reparto de ganancias, las ganancias están y hay que aplicarlas a mejorar la red".

Fuentes de Edesur replicaron que la empresa invirtió 400 millones de pesos en 2007 y una suma semejante en 2008, mientras que en el primer trimestre de este año ya lleva gastados en obras y mejoras unos 120 millones. Pero desde esa firma enfatizaron más en una cuestión de fondo: si el ENRE tiene o no competencias para detener una distribución de dividendos.

El ente regulador apeló a la cláusula 7.4 del contrato de concesión vigente. Pero desde la compañía explicaron que nada dice ese artículo sobre la distribución de las ganancias. Esa exigencia, en cambio, sí figuraría en el contrato firmado con la otra distribuidora, Edenor.

Para agregar más confusión, el vice de la Comisión Nacional de Valores, Alejandro Vanoli, afirmó ayer que la decisión de prohibir a Edesur la distribución de dividendos "está en la dirección correcta para evitar fuga de capitales".

Comentá la nota