De Vido y Boudou, en Olavarría, también hablaron de caos si no ganan en junio.

El ministro de Infraestructura de Nación, Julio De Vido, y el titular del Anses, Amado Boudou, estuvieron en la mañana del martes en Olavarría para anunciar más obras públicas, el primero, y una delegación del Anses, el segundo. Y ambos, con términos muy similares adhirieron a la hipótesis lanzada por Néstor Kirchner para las elecciones del 28 de junio. Boudou habló de una ``situación caótica´´ si no ganan.
De Vido, ante una pregunta de infoeme.com dijo que si el oficialismo no se impone en las legislativas el futuro Congreso no aprobará los presupuestos para las obras. Y dijo que las 612 casas sin licitar ``se harán (por gestión estatal directa ) como las del Plan Federal si las empresas no aceptan los valores oficiales´´.

En una recorrida destinada a mostrar (sobre todo) fortaleza en el plan de obra pública que llega a Olavarría, el ministro de Infraestructura de la Nación, Julio De Vido, pasó por la Ciudad con la excusa de firmar un proyecto de alumbrado en el Parque Industrial, y dijo que acá ``es el único lugar donde el monto de las obras en ejecución supera el monto de las obras a iniciar´´.

De acuerdo a lo que varias fuentes oficiales indicaron este martes, la caída de la licitación de 612 viviendas por desacuerdo de las empresas constructras con el valor ofrecido oficialmente, fue una de las principales razones que trajeron al Ministro a la Ciudad.

El tema fue revelado en exclusiva por este Diario On Line la semana pasada y De Vido dijo textualmente en su discurso en el recinto ``vengo leyendo en un medio local que hay preocupación por este problema´´. Luego dijo que las viviendas se harán, sea como fuere.

Antes de la llegada del avión de De Vido al aeropuerto (quien antes de entrar al recinto del HCD para las firmas dio un paseo por las obras en marcha) bajó en la pista otro avión: el que traía a Amado Boudou, titular de Anses, quien llegaba para una visita a Lamadrid y aprovechó el viaje para hacer anuncios en Olavarría.

Parado al lado de José Eseverri, Boudou anunció una delegación de Anses en Sierras Bayas, la más díscola de las localidades del partido, al punto que encabeza un intento de secesión.

Boudou, además, deslizó el concepto de ``situación caótica´´ si el kirchnerismo no gana el 28 de junio. Y ante la pregunta por la disyuntiva crucial que estaba planteando remarcó que ``no importa cómo la llamemos: todo el mundo sabe lo que fue la situación en 2001 y 2002 por culpa de la falta de capacidad para manejar el país´´.

De allí se tomó una combi y se fue, con el intendente Juan Carlos Pellita, para General Lamadrid.

Más de media hora después llegó a la pista el avión de De Vido, el arquitecto que define toda la obra pública del kirchnerismo. Y vino con una sorpresa: el jefe de Gabiente y armador del sciolismo, Alberto Pérez, quien compartió la mesa central del acto y habló en el salón de sesiones del HCD.

De allí, De Vido se fue a un sector donde estaban asfaltando (de hecho, los operarios volcaron hormigón cuando llegó, delante de las cámaras del equipo oficial), pasó por el parque industrial (el sector beneficiado por el sistema de iluminación que firmó en el recinto) y después recaló en el recinto del Concejo, repleto para recibirlo.

Lo primero que se expuso en el salón fue un video donde se recordaban las primeras gestiones de Helios Eseverri en Casa Rosada, en sus incursiones al despacho de Néstor Kirchner para firmar convenios de obra arrastrando a una numerosa comitiva.

No fue una exhibición inocente de imágenes sueltas: en el video aparecen en el despacho y junto a Helios Eseverri y Kirchner la presidente de la Rural Norma Urruty, el presidente de la Cámara Julián Abad y el ingeniero y ex funcionario Alberto Miotti, todos hoy alejados del oficialismo y militando en la oposición.

Después habló José Eseverri remarcando la necesidad de obra pública en la Ciudad, en lo que fue un capítulo plagado de elogios.

Más tarde fue el turno de Alberto Pérez, quien siguió en la misma línea. Y luego subió al estrado De Vido, quien había llegado a Olavarrí con el firme compromiso de mostrar que la obra pública que se derrama en la Ciudad está totalmente sana.

Y para enfatizar ello De Vido aseguró que ``Olavarría es el único lugar donde el presupuesto de las obras en ejecución supera al presupuesto de las obras a iniciar´´

Es cierto que para sacar ese resultado el cálculo del Ministro es un tanto especial: considera ``en ejecución´´ el enlace 3-226, las 300 cuadras a pavimentar, la autovía, la ampliación de desagües en San Vicente Sur y la Escuela Media 4 de Espigas, varias de los cuales están en el inicio.

Esas obras suman 198 millones, al momento de ser terminadas. Y el cálculo las compara con los 136,7 millones de las 1.000 viviendas, la primera etapa de la planta depuradora, el agua en Recalde, la repavimentación de la autopista Fortabat y la avenida Del Valle, el Frontera Sur y la pista del aeropuerto.

De Vido, incluso, insitió en seguir hablando de ``las 1.000 viviendas´´ y dijo también que ``le doy todas las garantías al intendente José Eseverri de que la totalidad de las casas se van a hacer, y si las empresas siguen sin aceptar el presupuesto oficial, las vamos a hacer por el sistema de emergencia habitacional (por administración y en cooperativas) como a las viviendas del Plan Federal´´.

Las palabras del Ministro no fueron más que el colofón voluntarioso de un problema que infoeme.com adelantó en exclusiva hace exactamente una semana: al costo de 1.800 pesos el metro cuadrado las empresas constructoras aseguraron que es imposible hacer casas de 80 metros cuadrados con infraestructura.

De hecho, como había adelantado este Diario On Line, la mayor parte de las empresas se bajaron del proyecto y de las 1.000 viviendas solamente se cubrieron 388, y 612 quedaron sin empresas constructoras. El intendente José Eseverri dijo más tarde que se harían ``las viviendas que se puedan hacer´´, dando a entender que no habría nuevas licitaciones.

Ese traspié originó, en buena parte, la visita de De Vido a Olavarría, en medio de un escenario donde también hubo demoras en los pagos de los anticipos por el pavimento.

Pero el Ministro trajo hoy otra versión del proyecto. Dijo que ``si las empresas no aceptan los costos (lo cual dio la impresión de una nueva licitación) las haremos como a las viviendas del Plan Federal´´.

Julio de Vido dijo puntualmente que ``el Estado paga precios topes en las licitaciones: no hubo licitación porque hubo un precio elevado y si volviera a quedar desierta el municipio tiene el respaldo del Gobierno Nacional para hacerlas´´.

Allí fue cuando contradijo al Intendente, quien había asegurado que no habría nuevas licitaciones: ``No vamos a ceder y vamos a mantener el precio de las obras´´, indicó.

Al hablar de la disyuntiva de las legislativas del 28 de junio, De Vido consideró que ``no se trata de que fulano o a mengano sino de elegir dos modelos, el nuestro de desarrollo social, educación y salud; y el otro de concentración y despojo a los más humildes´´.

Y además llamó a votar por el oficialismo porque ``acá hay dos modelos en disputa y no hay lugar para tibios´´, en lo que fue la introducción de el discurso oficial que indica que si el kirchnerismo no gana las elecciones la Argentina irá al caos.

De Vido, en la breve charla de prensa posterior, lo dijo con otra palabras: ``si el 28 de junio no obtenemos un triunfo en las legislativas, puede ser que en el Congreso no tengamos mayoría para aprobar los presupuestos que necesitamos para las obras´´.

Comentá la nota