Videla enfrentará un juicio oral, acusado de 600 delitos

Rafecas cerró la investigación por los crímenes en el I Cuerpo de Ejército
El ex presidente de facto Jorge Rafael Videla enfrentará un juicio oral, acusado de presuntos homicidios, secuestros y torturas cometidos durante la última dictadura dentro de la jurisdicción de I Cuerpo de Ejército. En total, se le imputan 600 delitos.

El juez federal Daniel Rafecas cerró ayer el expediente y dispuso su elevación a juicio. De acuerdo con las pruebas reunidas en la causa, Videla sería responsable de 30 homicidios, 552 privaciones ilegales de la libertad y 264 imposiciones de tormentos, según informaron fuentes judiciales a LA NACION. Ninguno de estos delitos formó parte del juicio a las juntas, que en 1986 condenó a Videla.

Hoy, el ex presidente de facto está preso en una unidad del Servicio Penitenciario Federal, que funciona dentro del predio de Campo de Mayo. Todo indica que el primer juicio oral que enfrentará el año próximo es el correspondiente a los robos de bebes nacidos en cautiverio.

El expediente en el que lo investigó Rafecas forma parte de un enorme proceso: la megacausa por los crímenes de I Cuerpo de Ejército. En su órbita, operaban los centros clandestinos de detención conocidos como Atlético, Banco, Olimpo, El Vesubio y Automotores Orletti.

Respecto de cada uno de estos centros, el juez abrió una investigación. Hoy, todas están elevadas a juicio y en una de ellas (la que incluye los crímenes de Atlético, Banco y Olimpo) ya comenzó el juicio oral. Todos estos procesos persiguen a los presuntos autores materiales de los hechos, a los jefes de los centros clandestinos y a los mandos militares que eran sus responsables últimos.

Entre las acusaciones que enfrentará Videla están el secuestro del escritor Haroldo Conti y el homicidio de Marcelo Gelman, hijo del poeta Juan Gelman. También los crímenes de los que fueron víctimas los cineastas Roberto Carri y Pablo Szir, militantes de partidos políticos de izquierda -como Delia Bisutti y Raymundo Gleizer- y estudiantes secundarios y universitarios.

Junto con Videla, fue elevado a juicio también Juan Máximo Copteleza, agente civil de inteligencia de la Fuerza Aérea, que se desempeñó en el hospital Alejandro Posadas.

De acuerdo con la investigación, Copteleza era segundo jefe del grupo que se conoció como SWAT, denominado así por la violencia con la que operaba. En las instalaciones del hospital funcionó el centro clandestino de detención llamado El Chalet, el único montado en un centro de salud pública, instalado meses después de que el hospital fuera ocupado por fuerzas al mando del general de brigada Reynaldo Bignone.

En el marco de la misma causa, Rafecas dispuso, además, los procesamientos de dos ex agentes de la policía bonaerense, Miguel Angel Almirón y Francisco Silvio Manzanares. Ambos están acusados de crímenes cometidos durante la última dictadura en Junín, provincia de Buenos Aires, área donde funcionaba la Subzona 13 del I Cuerpo de Ejército.

El caso

* La acusación. Videla está acusado de 30 homicidios, 552 secuestros y 264 imposiciones de tormentos cometidos en centros clandestinos de detención que dependían de I Cuerpo de Ejército.

* Las víctimas. De acuerdo con la investigación del juez Daniel Rafecas, entre las víctimas de Videla estuvieron el escritor Haroldo Conti, que estuvo secuestrado, y Marcelo Gelman, hijo del poeta Juan Gelman.

* Su situación. Preso en una cárcel que funciona dentro de Campo de Mayo, Videla espera el inicio de los juicios en su contra. Todo indica que el primero será el que le realizarán por el robo de bebes nacidos en cautiverio.

Impulsa Pro una amplia amnistía

* El secretario de Relaciones Internacionales de Pro, Diego Guelar, propuso una "amplia amnistía para saldar el pasado trágico", una vez que concluyan los juicios que se sustancian en la actualidad por violaciones de los derechos humanos, ocurridos durante la dictadura.

Comentá la nota