Videla, Bussi y Menéndez serán juzgados en la provincia durante el 2010

Los tres represores serán juzgados en el 2010 por delitos de lesa humanidad durante la dictadura militar en la provincia.
Los represores, junto a otros ex jefes policiales de Santiago del Estero, tienen causas pendientes por delitos de lesa humanidad y serán juzgados en 2010 por tribunales federales de Santiago del Estero.

Una de las causas elevadas a juicio oral es por la muerte de Norma Delia Sibantos, una tucumana de 38 años, desaparecida el 19 de junio de 1978 y luego asesinada de varios balazos en la cabeza.

Los restos óseos fueron descubiertos e identificados tras los trabajos de excavación en un cementerio de la localidad santiagueña de Clodomira, a 35 kilómetros al norte de la capital provincial, lugar en el que fueron enterrados bajo la denominación de NN.

Entre los acusados figuran ex jefes policiales que integraban la denominada "Gestapo santiagueña", desarticulada hace sólo cuatro años por el ex interventor federal Pablo Lanusse, en la que se inició un proceso judicial contra militares y policiales por presunta participación en "torturas y desapariciones" de personas durante la última dictadura militar.

Asimismo, se realizaron otros procedimientos, entre ellos la exhumación de los restos de Consolación Carrizo, otra de las víctimas de la última dictadura, enterrada en un cementerio de Arraga, que murió en extrañas circunstancias, tras su detención en la SIDE santiagueña.

También se encuentra pendiente el juicio oral por la desaparición de Cecilio Kamenetzky, estudiante de abogacía de la Universidad Católica de Santiago del Estero, detenido el9 de agosto de 1976, en su céntrica casa de avenida Roca al 1.100, que tras permanecer en el Departamento Informaciones Policiales (D2), fue alojado en el Penal de Varones de Santiago del Estero.

En noviembre del mismo año, el joven universitario fue asesinado en un cuestionado intento de fuga o copamiento a una dependencia policial, a la que había sido traslado junto a otro estudiante, Mario Alejandro Giribaldi, que también figura en la lista de "desaparecidos" durante la última dictadura militar.

Por el asesinato de Kamenetzky, Videla, Bussi y Menéndez y ex funcionarios policiales provinciales, fueron procesados por los presuntos delitos de "allanamiento ilegal de domicilio, privación ilegítima de la libertad agravada y homicidio calificado por alevosia con el concurso premeditado de dos o más personas".

En las mismas causas, también se encuentran acusados los ex tenientes del Ejército, Jorge D`Amico, Roberto Bendoya, Horacio González y Pedro López, que en la década del 70 prestaron servicios en el Batallón de Ingenieros de Combate 141 con asiento en la capital santiagueña.

Durante las distintas instrucciones judiciales, un centenar de familiares de víctimas de delitos de lesa humanidad, comparecieron en el Juzgado Federal de Santiago del Estero para permitir la extracción de sangre para un banco de datos de ADN.

Algunos de los exámenes fueron comparados con los restos humanos que se sospecha serán encontrados en los cementerios clandestinos de las localidades santiagueñas de Sumamao, Arraga, Pozo Hondo, Isla Verde.

Entre los acusados por delitos de lesa humanidad, también figura el "temible" Antonio Musa Azar, que actualmente cumple una condena a prisión perpetua por el denominado doble crimen de La Dársena y el robo seguido de muerte del ganadero Oscar Seggiaro.

Comentá la nota