Vidal tiene la emergencia en infraestructura para la Provincia

Vidal tiene la emergencia en infraestructura para la Provincia

El Senado Bonaerense sancionó el proyecto de ley que declara por un año la Emergencia de Infraestructura, Hábitat, Vivienda y Servicios Públicos. Como en Diputados, los bloques del PJ y el FpV no acompañaron la iniciativa. Catorce días después de lo esperado María Eugenia Vidal obtuvo de la legislatura bonaerense una de las principales leyes que planteara en el discurso de inauguración de las sesiones ordinarias ante la Asamblea Legislativa, el primero de marzo.

La Cámara de Diputados había dado el sí el miércoles 16 de marzo, mientras que la Cámara Alta tenía pensando el tratamiento en el recinto al día siguiente, pero las discusiones entre Cambiemos y el Frente Renovador por el reparto de comisiones suspendieron la sesión.

Con los votos afirmativos de Cambiemos (16), Frente Renovador (9), Justicialismo Bonaerense (2) y el monobloque de Omar Foglia, el debate sobre la propuesta del Poder Ejecutivo provincial tuvo aspectos en común con lo sucedido en Diputados, ya que tanto el bloque del PJ (9) como el Frente para la Victoria (8), junto al monobloque PJ Néstor Kirchner, votaron por la negativa. Similar escenario se había dado en la Cámara Baja, con los 36 diputados del FpV rechazando la propuesta. Cabe apuntar que a diferencia del Senado, en Diputados aún se mantiene un bloque único del peronismo / justicialismo / kirchnerismo.

Está claro que desde la asunción en la gobernación de María Eugenia Vidal es el massismo quien ha quedado más cerca del nuevo oficialismo.  Incluso desde otros sectores – por ejemplo, las declaraciones en el recinto de esta misma sesión del senador kirchnerista Sergio Berni - plantean directamente que el partido de Sergio Massa cogobierna la Provincia con Cambiemos.

La senadora massista de la Cuarta Sección Electoral, Malena Baro, le dijo a Política del Sur acerca de la decisión de su bloque de acompañar esta iniciativa: “La emergencia en infraestructura es una medida extrema pero necesaria, no nos gusta votar permanentemente emergencias, pero entendemos que es un momento muy particular, donde hay que colaborar, desde algún lado debemos empezar a dar vuelta la historia”. Y agregó en defensa de la postura de su espacio político: “Necesitamos que el Estado se adapte a los tiempos que corren y que esté a la altura de la inmediatez de las demandas sociales. Con el sistema normal de contratación, un expediente puede tardar entre once y doce meses para la licitación e inicio de obra”.

En la vereda de enfrente se situó el Frente para la Victoria. La legisladora por la Primera Sección Electoral, Mónica Macha, confío a Política del Sur: “La aprobación de esta ley permitirá a la gobernadora María Eugenia Vidal saltearse todos los organismos y mecanismos de control existentes, poniendo un manto de oscuridad a las contrataciones y obras públicas de la Provincia”. Y añadió: “Preocupa que el proyecto de ley aprobado permita a la gobernadora saltearse la publicidad de todos los actos de gobierno, vértice fundamental de la transparencia de la gestión  que tanto prometió en sus discursos de campaña y que a tan sólo tres meses de iniciado su mandato ha decidido echar por tierra”.

Los senadores del PJ también rechazaron dar su voto positivo. Al respecto, el presidente del bloque, Daniel Barrera, manifestó a Política del Sur: “Vinieron mal con este proyecto ya de entrada, porque no fuimos convocados en ningún momento, ni para dar nuestra aporte en su elaboración ni para proponer modificaciones sobre lo ya confeccionado. A esto último la respuesta fue que no se podían ingresar cambios”. “Es importante aclarar que nosotros no buscábamos introducirle modificaciones que alterarán el espíritu de la ley, en realidad lo que nosotros queríamos era introducirle algunos cambios que lo hiciera un poco más prolijo en su implementación y que fuera más transparente”, justificó en relación a la postura de su bloque.

Sin embargo, el PJ se posiciona con modos más con contemporizadores que el Frente para la Victoria. El vicepresidente del bloque, Patricio García, afirmó en el recinto que desde su bloque sólo buscaban que se modifique algunos artículos en particular. Por ejemplo, el artículo 9, que refiere a la autorización al Poder Ejecutivo provincial a “la intervención de todos los entes, empresas y sociedades” y el articulo 2, que “autoriza a todos los Ministerios, Secretarias y entidades autárquicas, en el marco de sus competencias, a ejecutar las obras y contratar la provisión de bienes y servicios que las mismas requieran, cualquiera sea la modalidad de contratación, incluidos los convenios de colaboración con organismos de la Provincia o de la Nación, Municipios, Consorcios de Gestión y Desarrollo, y Cooperativas”. Según la interpretación de García, con esta medida “el resultado es eximir de responsabilidad al Poder Ejecutivo”.

Consultada la senadora Macha sobre si considera que la dinámica legislativa de este año tendrá al FpV votando en forma similar al PJ, luego de la ruptura de ambos durante la conformación del nuevo Senado, respondió: “Entre ambos bloques hay una coincidencia en mirar críticamente este proyecto de ley de emergencia, hay una dinámica que nosotros tenemos con el bloque del Partido Justicialista que es poder pensar los temas, en algunas cosas votaremos de manera conjunta y en otros tal vez tengamos diferencias, pero creo que hay un especial marco político e ideológico que compartimos, seguramente vamos a estar mucho más cerca de ellos que lo que plantea el oficialismo de Cambiemos”.

Por su parte, desde el flamante monobloque 8 de Enero, el senador Omar Foglia aseguró a Política del Sur: “Es necesario acompañar con esta herramienta dada  la difícil situación que atraviesa la Provincia. Esperamos que la emergencia sea para obras necesarias y que pronto se vuelva a la normalidad”. Hasta aquí un planteo similar al Frente Renovador, al tiempo que planteó algunos reparos: “Es una pena que el Ejecutivo no haya incluido en el proyecto las obras a realizar, ya que esa información hace a la transparencia de la gestión y hubiera acotado un poco los límites de la ley. Otra de las cuestiones que genera algún tipo de dudas es que la ley establece que podrán hacer uso de la emergencia en el ámbito municipal que cuentan con menos controles que el Ejecutivo provincial. Por otra parte, al ser tan amplia la declaración de emergencia, los municipios podrían excederse al amparo de esta ley”.

En la misma línea de apoyo al oficialismo se mostró el senador por el Justicialismo Bonaerense, Alfonso Coll Areco, quien dijo en el recinto sin vueltas: “La gobernadora necesita que le demos esta herramienta y nuestra confianza”.

Quien en su alocución quiso responder a la idea instalada en algunos sectores de cogobierno del massismo con Vidal fue el presidente del bloque Frente Renovador en el Senado, Jorge D’Onofrio: “Elegimos ser una oposición responsable, de buena leche, pero sin pelos en la lengua, por eso decimos que no nos gustan las emergencias. No nos gustaron antes y no nos gustan ahora”. Pero rápidamente retomó la estrategia de cargar con dureza sobre el oficialismo anterior: “Los que pasaron antes de Cambiemos transformaron la provincia en un no lugar, por favor no caigan en el mismo lugar. Nosotros creemos que falta una nueva ley de obra pública. Creemos que en 35 días podríamos tenerla y que sea eficiente, moderna y actualizada. Con lo que pretende María Eugenia Vidal no alcanza, pero queremos que haga su propia experiencia y por eso la acompañamos”. No resulta un dato menor que durante su discurso, en más de una oportunidad D’Onofrio le habló a “los amigos de Cambiemos”.

El cierre de las exposiciones antes de la votación correspondió al presidente del bloque Cambiemos, Roberto Costa, que planteó: “En principio, no estoy de acuerdo con ninguna emergencia, pero hoy es una necesidad del Ejecutivo porque nos urge el tiempo y la deuda social es muy importante, necesitamos poder acortar los plazos de esta demanda de modernización que necesita la provincia de Buenos Aires”. “Necesitamos ponerla en marcha inmediatamente, a veces los tiempos de la oposición no son los tiempos del oficialismo, si esta ley sufre modificaciones se transforma en una ley vetusta y no es una emergencia. Necesitamos ponerla en marcha inmediatamente para el bienestar de los bonaerenses”, enfatizó.

Con dicha aprobación, el gobierno provincial podrá acelerar el otorgamiento de obras sin llamados a licitación y limitando el accionar de los organismos de control.

La ley autoriza a todos los ministerios, secretarías y entidades autárquicas, a ejecutar las obras y contratar la provisión de bienes y servicios, cualquiera sea el modo de la contratación. Se incluyen, asimismo, los convenios de colaboración con organismos provinciales o nacionales, municipios, consorcios de gestión y cooperativas.

Y entre los cambios introducidos al proyecto original enviado por la gobernadora Vidal, se crea una Comisión Bicameral de seguimiento, fiscalización y control de la norma en rigor, compuesta por tres diputados y senadores, designados por los presidentes de Diputados y del Senado.

Coment� la nota