Vicuña, un pueblo de Chile adoptado por los sanjuaninos

Desde hace 15 años, Vicuña, localidad de la IV Región de Chile, realiza convenios de integración con municipios de San Juan.
Primero fue con Jáchal; luego, hace 12 años, con Iglesia; y hoy firmarán uno con Pocito. Estos acuerdos, con los que mucha gente intercambia visitas y se crean amistades, tratan temas como negocios entre empresarios de ambas comunas, intercambio de información cultural y turística y hasta encuentros deportivos.

El clima árido y seco junto a la vid y el olivo no son las únicas características en común entre Vicuña y San Juan. También, los habitantes de las dos zonas muestran su fe en la Difunta Correa. Hace 3 años unas familias jachalleras obsequiaron a la comuna una figura de Deolinda, de unos 2 metros de largo. Hoy, más de 250 chilenos componen una agrupación de fieles a la Difunta que dona dinero para mantenimiento y cuidado del oratorio.

Desde allá, decenas de guasos, los homólogos de los gauchos argentinos, llegan para participar de la Cabalgata por la Fe y de muchas fiestas gauchas. Y desde los departamentos que ya firmaron el pacto de amistad, se realizan viajes turísticos para conocer esas tierras y músicos y bailarines folclóricos muestran su arte allá.

El deporte no se queda afuera: en fútbol, las visitas de clubes vecinales van y vienen. "Hemos hecho muchos amigos acá", comentó Fernando Guamán Guamán, alcalde de la localidad trasandina, y agregó con una sonrisa que "por eso, antes de pasar por Pocito, tuvimos que visitar Jáchal para saludar".

Hoy a las 10, en la Municipalidad de Pocito, funcionarios de ambas comunas estrecharán sus manos con otro pacto de integración y luego se cruzarán hasta la plaza para descubrir el busto de la premio Nobel de Literatura, Gabriela Mistral, poetisa y educadora, nacida en Vicuña.

Comentá la nota