Victoria legal de la familia real holandesa

Un tribunal holandés ordenó ayer a la agencia de prensa estadounidense Associated Press (AP) que dejara de difundir cuatro fotografías del príncipe heredero de Holanda, Guillermo, y de su esposa, la argentina Máxima Zorreguieta, que mostraban sus vacaciones en familia en la Argentina, por considerar que las imágenes violaban su intimidad.
"La protección de la vida privada de los demandantes tiene en este caso más importancia que la libertad de expresión de AP", señaló el tribunal en un comunicado, que agregó que "las fotos no aportan nada al debate público".

La agencia será multada con 1000 euros por foto si continúa difundiéndolas. En las imágenes se ve al príncipe Guillermo junto con su esposa y una de sus tres hijas (Amelia, de cinco años) en un centro de esquí en la Argentina, el mes pasado. Tras su difusión, los príncipes herederos de Holanda demandaron a AP, le exigieron la retirada de las fotos de su archivo y que no volviera a publicar imágenes de ellos si no era en el ejercicio de sus funciones.

La agencia norteamericana argumentó que "los miembros de la familia real son personajes públicos [que se encontraban] en un centro de esquí público fuera de su país". Con respecto al argumento de AP de que las fotos no violaban la ley argentina, donde fueron tomadas, una de las juezas del caso, Sjoukje Rullmann, estableció que era válida la ley holandesa, el país donde se produjo el perjuicio.

La familia real holandesa participa regularmente en sesiones fotográficas organizadas para los medios, a cambio de que estos se comprometan a no fotografiarlos durante sus actividades privadas.

Comentá la nota