El vicepresidente advirtió que De Narváez "es víctima de una campaña"

El vicepresidente advirtió que De Narváez "es víctima de una campaña"
Cobos dijo que en la reunión de anteayer le expresó "solidaridad" al candidato; además, lanzó: "Nadie me va a condicionar la agenda"; Carrió volvió a criticar la movida de su aliado: "No era necesario sacarse una foto"
En un nuevo gesto de abierto desafío a la Casa Rosada, Julio Cobos aseguró que Francisco De Narváez está siendo "víctima" de una "campaña" para perjudicarlo, volvió a justificar la decisión de recibir al candidato de Unión Pro en plena campaña y se defendió de las duras críticas que generó el encuentro.

"Nadie me va a condicionar la agenda. Voy a seguir recibiendo a todas las personas de bien, conforme a los atributos emanados del cargo de vicepresidente de la Nación", arremetió esta mañana el mendocino en declaraciones a la prensa de su provincia.

En este punto, Cobos aludió a la "campaña" de la que, afirmó, De Narváez está siendo "victima". Aunque evitó aludir directamente a la citación judicial en la causa por el tráfico de efedrina, la referencia directa al tema resultó evidente. "Cuando se estaba retirando [de la audiencia en el Senado] me solidaricé con él, porque es víctima de una campaña, al igual que cuando le ponen listas con un nombre parecido para confundir a la gente", afirmó.

Cobos volvió a defender la cita con el candidato de Unión Pro. "No puedo creer las reacciones que tuvo mi encuentro con De Narváez mientras el país se debate en una crisis como la que vive", dijo. Enseguida, arremetió en particular contra Carrió. El 5 de mayo Carrió llamó a De Narváez para solidarizarse. Cuando lo hace ella es plural y democrática, pero cuando lo hago yo me critican. Después acusan al Gobierno de no tener diálogo", se quejó.

Foto y molestia. Elisa Carrió, por su parte, volvió a embestir contra su aliado por haber recibido a uno de los rivales de Margarita Stolbizer en la provincia de Buenos Aires.

Aunque evitó tildarlo de traidor, en declaraciones a radio Continental, aseguró: "No voy a hablar de esa manera porque no me corresponde. La historia hablará de lo que es o no es. Pero uno se entera de una foto que no es la solidaridad, porque uno puede prestar solidaridad sin sacarse una foto. Esto desmoraliza a la militancia y yo tengo que salir a sostener la fe de los que nos están apoyando", planteó molesta.

Interlocutor. De Narváez, en tanto, volvió a defender el encuentro con el vicepresidente. "Se ha armado un enorme alboroto. Parecería que la convocatoria al diálogo no es con quienes les gusta se ponen a gritar", sugirió en declaraciones a radio La Red.

Comentá la nota