SAN VICENTE: Sabatino recurrirá a la Justicia tras el revés a los poderes especiales en el Concejo Deliberante

El bloque del Frente para la Victoria (FpV), junto a los cinco concejales arcuristas y el Frente Coalición Cívica, votó hoy en contra de otorgar las facultades especiales al intendente de San Vicente, Daniel Di Sabatino. Sin estas facultades, el oficialismo asegura que no podrá realizar promociones ni modificaciones de los agentes municipales y que hasta podrá verse afectado el normal funcionamiento del Hospital Municipal Ramón Carrillo.
Las facultades especiales permiten al Departamento Ejecutivo reasignar fondos de partidas de programas nacionales o provinciales, y también de cuentas municipales, para utilizarla en necesidades urgentes, como ser el pago de sueldos o el abastecimiento de alimentos para comedores, reparaciones de camiones, máquinas, etcétera.

Un día antes de la sesión extraordinaria donde antiguos enemigos políticos votaron como aliados en contra del oficialismo, el intendente Di Sabatino envío una carta al presidente del Concejo Deliberante y secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales, Carlos Vergara, explicando las razones por las que resultaba fundamental la aprobación de las facultades especiales.

Ahora el oficialismo recurrirá a la Justicia para que se revea lo aprobado por el Concejo, luego de haber sido vetado por el intendente municipal. En ese decreto Di Sabatino vetó los artículos 7, 9, 26, 30 y 35 de la ordenanza aprobada por el Concejo Deliberante en contra del proyecto oficialista. Las modificaciones de esos artículos ponen en peligro la gobernabilidad del Departamento Ejecutivo.

En la carta, Di Sabatino pidió a Carlos Vergara que “reconsidere su enfoque con respecto a la posición tomada al momento de la sanción de la Ordenanza Complementaria Nº 4120 año 2009”.

Y explicó que las consecuencias de negar las facultades especiales “provocarán serios problemas a la planta de personal del municipio. Se verán afectadas las promociones de los agentes municipales de todas las categorías, las promociones de los agentes de la carrera médica municipal, las designaciones de personal, tanto temporario como de planta permanente, desencadenando en posibles prestaciones sanitarias de baja calidad del hospital Ramón Carrillo y de los Centros de Atención Primaria de la Salud; y todo lo relacionado con modificaciones salariales de cualquier índole y de adecuaciones de recursos humanos por jurisdicción y cargo”.

“Se está confirmando la teoría inicial del acuerdo entre los bloques “goyista” y “arcurista” para poner palos en la rueda que impidan el funcionamiento de este gobierno municipal”, aseguró el intendente en la carta.

Y aseguró que “no puedo dejar de observarle que una de las modificaciones genera un beneficio sectorial (casi $ 1.000.000.- para los profesionales médicos) que, aun en el caso que se pretendiera justo, es exclusivo, ya que no beneficia al conjunto de los trabajadores municipales”

Comentá la nota