"Vicente dinamitó el diálogo legislativo"

El concejal Cossar acusó al viceintendente de ocuparse sólo de agradar a Juez para ser candidato en 2011.

«Lamentablemente a (Carlos) Vicente lo único que lo desvela es armar un paquete para venderlo al mejor postor, que hoy pareciera ser Juez, y no se preocupa por cumplir su rol institucional de presidente del Concejo Deliberante», fustigó ayer el concejal Marcelo Cossar (UCR).

El radical aseguró que el bloque, que presidirá en pocas semanas más cuando Ramón Mestre renuncie para asumir como senador nacional, no tiene un «acuerdo político con nadie».

Así descartó que se haya formado una «nueva mayoría», y enfatizó que los bloques opositores y el giacominismo (todo el Concejo menos los juecistas) sólo desarrollan un pacto de convivencia institucional, y no de apoyo a la gestión de Daniel Giacomino, que los seguidores del ex intendente tratan de estropear.

«Lo del Concejo Deliberante es hoy un acuerdo legislativo como debiera darse en cualquier órgano deliberativo, aunque algunos no pueden y otros no quieren entender que es así», explicó.

«No hay ningún acuerdo político, simplemente estamos reemplazando lo que normalmente debió hacerse en (la comisión de) Labor Parlamentaria, y que el viceintendente se encargó de dinamitar, más preocupado por no fallarle a su jefe político, Luis Juez, que por garantizar el correcto funcionamiento del Concejo Deliberante», señaló Cossar.

«Tanto Juez, como Giacomino y Vicente, en definitiva el Frente Cívico, son los responsables máximos de haber sumergido a la ciudad de Córdoba, tras seis años de gobierno, en la peor situación desde el retorno de la democracia», acusó el radical.

Para Cossar, Juez y Giacomino coinciden en la «falta de capacidad de gestión, y permanentemente están anteponiendo los personalismos por encima del interés común».

«Juez y Giacomino se enfrentaron por una cuestión absolutamente personal, y los tres, Vicente también, tienen responsabilidad en el caos de Córdoba», agregó.

Cossar sostuvo que «Juez lo que tiene que hacer, así como aquellos que lo rodean a los que les ha pedido que salgan a explicar su gestión en el interior, es dar explicaciones del acto de corrupción más grande que s e ha vivido en el seno del municipio, que es haber designado 4.755 empleados en planta permanente, violando la Carta Orgánica, sin llamar a concurso, y designando 800 contratados el último día de gestión».

A la Justicia

Por otro lado, Cossar acusó a Juez de denunciar irresponsablemente, como cuando dijo que se le había ofrecido a algunos concejales del Frente Cívico una suma de dinero para que voten un aumento del boleto.

«El señor Juez y sus acólitos -apuntó- están representando lo peor del kirchenrismo en Córdoba, en el sentido de que muestran la peor faceta, que es denostar a todos aquellos que no piensan como ellos».

«Casualmente quienes hoy acusan estoy convencido de que en un tiempo no muy lejano van a tener que estar sentados en la Justicia explicando lo que no pudieron explicar: el incremento de sus patrimonios», remató.

Comentá la nota