SAN VICENTE | CONCEJO DELIBERANTE El oficialismo y el arcurismo siguen sin ponerse de acuerdo por la presidencia

La definición sobre quien conducirá al bloque del Partido Justicialista en el Concejo Deliberante de San Vicente quedó en suspenso.
Es que mientras desde el oficialismo pretenden colocar a Enrique Tomassi en el cargo, el arcurismo insiste en que la presidencia le sigue correspondiendo a Silvia Fernández. Así, la parte "oficial" del PJ le envió una carta al intendente y presidente del Partido, Daniel Di Sabatino, para que "resuelva" el tema.

La definición sobre quien conducirá al bloque del Partido Justicialista en el Concejo Deliberante de San Vicente quedó en suspenso. Luego de que el sector que responde al intendente Daniel Di Sabatino, saliera a reclamar la presidencia y que desde el arcurismo argumentaran que la titularidad debería seguir en manos de Silvia Fernández, la reunión que mantuvieron el viernes representantes de ambos espacios quedó en la nada.

"Estamos tres a tres, le comunicamos la decisión pero ellos dicen que las autoridades están. Nosotros somos los referentes nuevos, los ganadores y no nos sentimos representados. Además, tenemos la conducción del Partido", enfatizó en diálogo con Info Región el edil oficialita Rubén Chavarría.

En tanto, desde el arcurismo, Fernández respondió que el oficialismo "pretende tener las autoridades pero el bloque ya está constituido y tiene presidente y secretarios".

Sucede que el arcurismo ingresó tres concejales en 2007 bajo la sigla del Partido Justicialista pero el Partido pasó a manos del intendente Daniel Di Sabatino luego de la interna del año pasado.

En ese marco, en junio el oficialismo ganó otros tres ediles, también con la sigla del PJ, con lo cual hoy son seis los concejales de ese bloque, tres por el arcurismo (Fernández, Graciela Filipo y Diego López) y tres por el disabatinismo (Chavarría, Enrique Tomassi y Malena Estrada).

Ahora el oficialismo quiere que Tomassi conduzca el bloque de la fuerza en el Cuerpo pero el arcurismo se opone por lo que Chavarría confirmó el envío de una nota a Di Sabatino para que "resuelva" el problema.

"Quedó todo en manos del presidente del Partido. Si él tiene la facultad de decidir o no, no lo sé. Creo que hay solución, si piensan un poco, puede haber una resolución", evaluó el concejal disabatinista. Sin embargo, para Fernández el Intendente no tiene autoridad en el ámbito del Concejo.

Con todo, la posibilidad de un trabajo en conjunto parece hoy lejana sobre todo porque, según dijo Chavarría, el arcurismo "siempre cambia la canción". "Nos ponemos de acuerdo y cuando bajan al recinto hacen otra cosa", cuestionó.

De todas formas, para Fernández la cuestión de la presidencia "no es de vida o muerte" y señaló que la solución es "acordar en lo que está bien y criticar lo que está mal". "Cada uno tomará su posición. No queremos sumarnos a una obediencia debida", advirtió.

Por otro lado, el viernes a última hora se realizó una sesión extraordinaria en la que se aprobó un cambio de partidas por 435 mil pesos para el pago de sueldos aunque el oficialismo sufrió una pequeña derrota. Es que, con los votos del arcurismo, Unión PRO la Coalición Cívica y el goyismo se agregó a la ordenanza un artículo en el que el Departamento Ejecutivo debe presentar la nómina de la planta de empleados, algo a lo que el disabatinismo se oponía.

Comentá la nota