SAN VICENTE | CONCEJO DELIBERANTE En medio de un clima tenso, se vuelven a tratar los superpoderes

El oficialismo buscará hoy en sesión extraordinaria hacer prosperar el veto del intendente Daniel Di Sabatino a la decisión del Cuerpo de derogar los puntos del Presupuesto 2009 que, entre otras cuestiones, proponer renovar los denominados “superpoderes”. Desde el goyismo anticiparon que se mantendrán firmes en su postura, mientras que desde el PJ se llamaron a silencio tras las amenazas de Nelson y le pusieron suspenso a la definición.

El Concejo Deliberante de San Vicente volverá a tratar hoy, en el marco de una sesión extraordinaria convocada para las 10, el punto del proyecto de Presupuesto que prevé asistir al intendente Daniel Di Sabatino con la facultad de reasignar partidas y “mover fondos” de un área otra.

La iniciativa ya fue rechazada a fines de 2008 cuando se trató y aprobó el cálculo de recursos de modo general (pero no algunos de sus articulados) por el arco opositor que actualmente componen el PJ que responde al ex senador provincial Antonio Arcuri, el bloque del Frente para la Victoria que conduce Julio Goya y la bancada de Coalición Cívica.

El Presupuesto para 2009 fue votado en los últimos días del año pasado con la modificación de tres artículos de suma importancia para el Departamento Ejecutivo: el 7, el 9 y el 26.

El primero derogaba los denominados “superpoderes” que se pretende renovar, el siguiente la potestad para modificar el organigrama y la planta de personal; mientras que el tercero modifica el esquema de planificación del oficialismo incorporando una cláusula que establece reconocer a los médicos que trabajan en el distrito con una compensación económica por su título.

De todos, el que más preocupó al mandatario municipal fue la negativa a revalidar la facultad de cambiar partidas y por eso en los primeros días de enero comunicó al Parlamento su decisión de vetar la determinación del Cuerpo.

Así, siguiendo el curso legal, se convocó a una nueva sesión (la de hoy) en la que necesariamente se tendrá que dar por terminada la cuestión. Para lograr que las modificaciones prosperen, el Concejo Deliberante deberá conseguir que por lo menos dos tercios del total de ediles (16) revaliden la negativa. En caso de no alcanzar ese número, quedará vigente el veto y en consecuencia la proyección de erogaciones tal cual se propuso en un principio.

Ante la consulta de Info Región, desde el FpV la presidenta de bloque, Patricia Arozarena, confirmó ayer que se mantendrán en su postura y remarcó que “ahora las cosas son distintas al año pasado cuando se le permitió contar con la facultad para que no tenga dificultades en la gestión”.

“Ahora ya pasó un año de gobierno y si el presupuesto de 36 millones de pesos es realmente el adecuado para las necesidades del distrito como dicen, no necesitan de los superpoderes”, manifestó.

Desde el PJ, en cambio, su jefa de bancada, Silvia Fernández no quiso dar indicios sobre su decisión dando así lugar a la especulación de que las amenazas del edil Darío Nelson podrían tener algún tipo de efecto en el sector.

Es que el concejal del Partido para la Victoria, por este mismo medio, advirtió que el propio Intendente exhortaría desde su lugar de flamante presidente del PJ a los ediles que representan al partido votar “en consonancia con el oficialismo”.

“Desde la conducción se los va a intimar, ya que son legisladores por esa fuerza, a que escuchen al Consejo de partido. Ellos supuestamente tienen que actuar por la línea a la cual pertenecen y Di Sabatino es el presidente de la fuerza en San Vicente”, disparó el dirigente oficialista.

Consultada por este medio, Fernández aseguró que “la decisión ya estaba tomada” aunque no quiso revelar si esta es mantener la postura o ceder a la presión “para no entrar en el mismo juego”. El fin del culebrón de verano se verá hoy cuando sea el momento de votar en el recinto.

Comentá la nota