SAN VICENTE | CONCEJO DELIBERANTE Fernández criticó que la presidencia quede en manos del oficialismo

La edil arcurista Silvia Fernández ratificó su repudio a la designación de Darío Nelson como máxima autoridad del Cuerpo, y aseguró que "un referente de la oposición" en ese lugar "le hubiera dado el contrapeso necesario entre el Concejo y el Ejecutivo".
Además, evaluó la situación de Graciela Costa y advirtió que deberá explicar "qué la llevó a acompañar el pedido del oficialismo".

La presidente del bloque del justicialismo arcurista de San Vicente, Silvia Fernández, reiteró su rechazó a la decisión de designar al oficialista Darío Nelson como presidente del Concejo Deliberante, y aseveró que "un referente de la oposición" en ese lugar hubiera significado un equilibrio entre el ámbito deliberativo y el Ejecutivo.

"Creíamos que había que conformar el Cuerpo con una autoridad de la oposición para darle el contrapeso necesario al trabajo que se realiza en el Concejo con la gestión que lleva adelante el Ejecutivo", explicó la edil.

Y agregó que lo que se planteaba desde su espacio "no buscaba poner trabas" al oficialismo en el deliberante, sino "devolverle" al Órgano "su función de contralor".

Asimismo, recordó que "en dos años de gobierno" de Daniel Di Sabatino "se aprobó todo lo que se envió" al Concejo, y criticó que no existiera "la misma predisposición a la inversa".

"Nosotros respaldamos casi todo lo que llegó cuando entendimos que eran iniciativas positivas, sin embargo, no recibimos respuesta a ninguno de los pedidos de informes que realizamos ni se le prestó atención a las distintas modificaciones que planteamos", acusó.

En el marco de una sesión especial celebrada el pasado viernes para elegir a las nuevas autoridades, Nelson fue respaldado por los restantes cinco concejales del oficialismo más los dos de la Coalición Cívica.

El dato sobresaliente de la jornada, sin embargo, fue que el flamante titular del Deliberante contara también con el apoyo de la edil electa de Unión PRO Graciela Costa, que por otra parte fue elegida como vicepresidenta primera.

Consultada sobre este punto, Fernández admitió que su determinación "sorprendió", y aclaró que los porqués "tendrá que discutirlos ella dentro de Unión PRO y su partido, porque fue algo que decidió de forma unipersonal, sin acompañamiento de su bloque".

"Salió sin el consenso de su sector, según dijeron algunas autoridades partidarias, por lo que deberá ser ella misma quien explique qué la llevó a acompañar el pedido del oficialismo", completó.

Respecto a la labor de Nelson en su nuevo lugar, la arcurista manifestó su expectativa porque "puede llevar adelante el manejo con equidad" y aseveró que la bancada reconocerá su "autoridad" sin descartar su futuro reemplazo.

"Es una facultad del Cuerpo el cambio, así que si la mayoría lo considera necesario podemos hacerlo en algún momento", completó.

Comentá la nota