SAN VICENTE | CONCEJO DELIBERANTE Elevaron la rendición de cuentas al Tribunal

El Concejo Deliberante de San Vicente decidió elevar la rendición de cuentas correspondiente al ejercicio 2008 pero sin aprobarla ni rechazarla. "Es ridículo, podían haber aprobado la parte técnica y objetado la política", apuntaron desde el oficialismo en tanto que desde la oposición admitieron que "las cuentas están bien" pero advirtieron que "no se cumplieron con muchos servicios".

En una salomónica decisión, el Concejo Deliberante de San Vicente resolvió el viernes por mayoría elevar la rendición de cuentas al Tribunal de Cuentas de la provincia de Buenos Aires pero sin rechazarla ni aprobarla en una decisión que el oficialismo calificó como "ridícula".

En sesión especial, con 11 votos (cinco del Partido Justicialista, cinco del Frente para la Victoria y uno de la Coalición Cívica) contra tres del Partido de la Victoria, la oposición le dio el visto bueno al despacho de la mayoría presentado en la comisión de Hacienda que recomendaba pasar las cuentas del ejercicio del 2008 al Tribunal bonaerense aunque sin darle un total rechazo a los números manejados por el intendente Daniel Di Sabatino.

"Es una cosa medio rara, ni la desaprueban ni la aprueban. Es algo ridículo, les dijimos que si quieren convaliden el aspecto contable y que objeten algún tipo de aspecto político pero no quisieron. Esto es nada, no existe", apuntó el concejal oficialista Darío Nelson.

De todas maneras, aseguró que la decisión del Cuerpo no "afecta en nada" jurídicamente a la gestión disabatinista y recalcó que la rendición "deberá seguir su curso normal y pasar al Tribunal".

De todos modos, desde la oposición justificaron la postura que mantuvieron en el recinto y advirtieron que la decisión "fue un gesto más político que técnico". "Las cuentas pueden estar bien. Ellos presentan los números y coinciden pero lo que criticamos es otra cosa, es que los gastos no fueron a donde deberían haber ido", cargó el edil del FpV Carlos Polerecki.

Además, remarcó que "los gastos que se hicieron durante el año pasado fueron casi en su exclusividad a los sueldos de los municipales cuando otros servicios no fueron tenidos en cuenta".

En tanto, la titular del bloque justicialista, Silvia Fernández, también apuntó que "los gastos no se corresponden con los servicios" que prestó el municipio.

"No hubo correlación con lo que ofreció el gobierno municipal. Hubo muchas fallas en salud, infraestructura y servicios esenciales para los vecinos", puntualizó la edil que de todos modos reconoció que "las cuentas están bien".

Por su parte, el titular de la CC, Rodolfo Canos, precisó que "faltaban cosas que no estaban rendidas como por ejemplo lo que se gastó en la reparación de la avenida Presidente Perón" y "algunos dineros" de la Secretaría de Acción Social local.

"Ante la duda decidimos pasar la rendición al Tribunal. La idea nuestra era rechazar el expediente pero en una charla con los otros bloques decidimos una posición intermedia", concluyó Canos.

Comentá la nota