El vice Racconto apoyó a los empleados del Banco Nación

A pesar de que el secretario general de la Gobernación, Alejandro Cazabán, se ha encargado de manifestar su disconformidad con el Banco Nación por su desempeño como agente financiero de la Provincia, el vicegobernador Cristian Racconto ayer se volvió a "cortar solo".
Es que no sólo recibió al sindicato de los empleados bancarios que ayer se movilizó para que la Provincia no cambie de manos los asuntos financieros sino que -después- salió a dar la cara a los manifestantes que ayer se habían congregado frente a la Legislatura.

Aunque no se hizo cargo del micrófono, apoyó las palabras del responsable de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo y provocó otro hecho político. A su discurso le sumó la firma a un proyecto de declaración en el que se establece que se vería con agrado que el Poder Ejecutivo renueve el contrato existente con el banco de la Nación Argentina como agente financiero de la Provincia.

Junto a ellos, los radicales Roberto Infante y Raúl Vilchez, los cobistas Sergio Moralejo y Josefina Abdala con Néstor Piedrafita y Alejandra Naman del ARI respaldaron el pedido.

El diputado Luis Orbelli y Mariano Godoy Lemos -desde el justicialismo- fueron los únicos que acompañaron la acción del vice.

Palabras

En el interior de la Casa de las Leyes, las discusiones iban y venían en torno a los proyectos de endeudamiento y de coparticipación municipal. "El objetivo es defender los derechos de los trabajadores pero también pedirle al Banco Nación un gesto para que el crédito que hoy se está discutiendo sea menor", manifestó Racconto.

Por su parte, Palazzo recordó que la estructura financiera del Nación ha sido creada sólo para cumplir el rol de agente financiero de la Provincia por lo que si el Gobierno decide reemplazarlo, mucha gente se quedaría sin empleo.

Fiel a su discurso y consciente de que la decisión de continuidad no depende de la Legislatura, el Vicegobernador pidió encontrar la mejor solución para todas las partes.

Comentá la nota