El vice de Menem: "Carlos está mejor de lo que la gente cree"

El vice de Menem: "Carlos está mejor de lo que la gente cree"
Es empresario y editó un libro sobre cómo hacer negocios sin dinero. Conoce al senador desde hace seis meses, pero fue anunciado como su compañero para 2011. Extrañamente, no ofrece datos elementales de su vida personal.
Está convencido de que se puede hacer negocios sin dinero y asegura que el senador Carlos Menem volverá en 2011 a la Casa Rosada para dirigir y "salvar al país". También cree que Néstor Kirchner y Eduardo Duhalde no están en condiciones de competir contra la experiencia del riojano, que "tiene una impresionante velocidad mental", pese a sus 79 inviernos.

Con ese puñado de convicciones como parte de su estandarte, el empresario agrario Diego Ibáñez Padilla se lanzó a la cruzada como compañero de fórmula del ex presidente. "Yo tengo la misma forma de pensar que Menem, tengo algunas variables sobre el tema económico, sobre el mercado", aclara a PERFIL el candidato a la vicepresidencia que presentará el partido Lealtad y Dignidad.

Cómo hacer negocios sin dinero, ése es el título del libro que escribió Ibáñez Padilla. La presentación de la obra se realizó el pasado 11 de diciembre con la presencia de Menem.

Las invitaciones se asemejaban más a un acto político que al lanzamiento de un libro. "Se servirá comida y bebida", "no se suspende por lluvia", "micros gratis ida y vuelta", eran algunas de las leyendas del afiche publicitario que se difundió por Internet. El lugar de encuentro fue una estancia del Conurbano bonaerense.

El empresario de doble apellido que eligió Menem para que lo acompañe en lo que podría ser su último intento de volver a la presidencia comenzó su recorrido en la vida política como candidato a legislador de la mano del ex comisario Luis Patti, quien se encuentra detenido por delitos de lesa humanidad durante la última dictadura militar.

La explicación que da el empresario agrario cuando se le pregunta qué fue lo que lo llevó a dedicarse a la política es sencilla: "Mi decisión de estar en la política tiene que ver con el título del último capítulo de mi libro que es: "Cómo vivir sin hacer negocios". Entonces, pensé que podía vivir haciendo deportes, pero era mejor si me podía abocar a mi país". Pese a ser homónimo del ex dirigente sindical Diego Ibáñez, no tiene relación familiar alguna con él. Cuando se le pregunta cuántos hijos tiene, contestó "muchos", pero no quiere dar precisiones "para evitar problemas".

—¿No cree que la imagen de Menem está algo desgastada? ¿Cómo piensan revertir esa situación?

—Si quiere, hablamos esto en un año, va a ver cómo la imagen del ex presidente va a cambiar notablemente en un año. Si no estaba el doctor Menem, las cosas se hubieran vendido y privatizado por muchísima menos plata que por lo que se hizo.

—¿Cómo está Menem para soportar una campaña? Ultimamente no se lo vio muy bien de salud.

—No hay que olvidarse que el doctor Menem está mucho mejor de lo que la gente cree. No sabe lo bien que está de su cerebro, tiene una velocidad que me impresiona. Respecto de su físico, lo veo muy bien, está con mucho ánimo y muchas ganas.

—¿Cómo llegó a Menem?

—Yo a Menem no lo conocía hasta hace seis meses, pero siempre me gustó su pensamiento. Yo llego a él porque me lo presenta Mercedes Landa, que es su secretaria y trabaja en el Senado. Ella había participado en la lista donde estaba yo. No soy político, siempre me dediqué a la construcción.

—¿Tiene el menemismo estructura para competir contra Kirchner o contra Duhalde?

—Ya tenemos una organización muy importante como para poder vencer a Néstor Kirchner o a Eduardo Duhalde, estamos mucho mejor preparados que ellos.

—¿Cuánto tienen pensado gastar en la campaña?

—No le puedo contestar eso, pero es mucha plata. Yo ya tengo trabajando a diez personas en mi equipo de asesores.

Comentá la nota