La vice de McCain no descarta una acción militar contra Chávez

Lo afirmó en un acto de campaña. También pidió que "los hermanos Castro se vayan".

Por: Ana Baron

Acusada de haber abusado de su cargo de gobernadora en Alaska al despedir arbitrariamente a su ex cuñado, muy criticada por lucir ropa que le costó al Partido Republicano 150.000 dólares, y con los peores sondeos de opinión desde que fue nominada candidata a vicepresidente republicana, Sarah Palin dejó ayer en claro que no es de las que se da por vencida. Todo lo contrario. Lejos de dejarse intimidar, pasó a la ofensiva.

Durante una entrevista con Univisión y en un acto electoral en Reno, Nevada, Palin concentró sus ataques contra la política exterior de Barack Obama, un área en la que no tiene ninguna experiencia.

Calificando a Hugo Chávez de dictador, Palin no descartó una acción militar contra Venezuela. "La acción militar tiene que ser la última alternativa", especificó y sólo luego agregó: "Odiamos la guerra. Queremos la paz, a través de negociaciones o sanciones de ser necesario, podremos presionar a dictadores como Hugo Chávez para dejarle en claro que no se puede meter con EE.UU. a su antojo".

Palin dijo además que prefiere no reunirse con Fidel y-o Raúl Castro sin condiciones como propone Obama. "Lo que los hermanos Castro deben hacer es irse'', disparó . "Espero poder visitar una Cuba libre'', siguió.

Mas aún, retomando la advertencia que hizo su rival demócrata, Joe Biden, sobre "la crisis que se avecina", Palin dijo que "la crisis que se avecina" es el próximo discurso de Biden y atacó a Obama por querer recortar el financiamiento de las tropas para Irak.

Su ofensiva no logró, sin embargo, encubrir la manera en que su aura ha ido apagándose desde hace un mes. Palin es la única candidata cuya popularidad ha disminuido vertiginosamente, después de haber sido la niña mimada de todos los periodistas cuando fue nominada como candidata a vicepresidenta por McCain a principio de setiembre.

De acuerdo a un sondeo publicado ayer en The Wall Street Journal, solo un 38% tienen una opinión positiva de Palin, seis puntos menos que hace dos semanas. Y 47% tiene una opinión negativa, 10 puntos más que hace dos semanas. El 50% de los interrogados dijo que la gobernadora Palin no está calificada para ser Presidente si es necesario que reemplace a McCain por alguna razón. Esto significa 20% más que hace dos semanas. Pero eso no es todo. Pese a que muchos analistas dijeron que McCain eligió a Palin para que lo ayudara a conquistar el voto de las mujeres que habían votado por Hillary Clinton y que no estaban contentas con Obama, todo indica que ha ocurrido lo contrario. Las ha espantado. Un sondeo de opinión realizado por el "Centro para las mujeres estadounidenses y la política" indicó que Obama tiene más apoyo entre las mujeres que entre los hombres en todos los sondeos de opinión. De hecho, Palin es más popular entre los hombres que entre las mujeres.

En un intento por reparar el daño provocado por la divulgación de que está luciendo vestidos que le costaron al Partido Republicano 150.000 dólares, la campaña aclaró ayer que terminadas las elecciones iban a ser destinados a propósitos caritativos. Cuando el Partido decidió coordinar los gastos con la campaña presidencial de McCain nadie sabía que Palin podía llegar a gastar tanto en vestidos. Entre los gastos divulgados figuran 75.062 dólares en ropa comprada en Neiman and Marcus, de Mineapolis.

Sin embargo, nada pudieron hacer los asesores de McCain para impedir que Palin tenga que declarar mañana sobre el despido de su cuñado, Mike Wooten después de que tuvo un divorcio muy difícil con su hermana. El investigador del Poder Legislativo de Alaska, el ex fiscal de Anchorage Stephen Branchflower, concluyó que Palin violó normas éticas.

Comentá la nota