El Vice y legisladores del PJ, los que más gastaron en viajes

A cada legislador le corresponde un presupuesto anual de $ 43.000 para destinar a pasajes, viáticos y contratos y, durante 2009, los diputados fueron más ahorrativos que los senadores en este aspecto ya que casi la mitad del cuerpo no consumió ni un peso en viajes, según indica el sitio en Internet de la Cámara baja.

En el Senado, sólo cuatro de sus miembros tuvieron consumo cero en este ítem, aunque la página web sólo tiene los datos cargados hasta el mes de noviembre.

En ambas cámaras, el ránking de los más gastadores los encabezan legisladores del oficialismo. La explicación tal vez se encuentre en que algunos bloques opositores han optado por pagar de sus propios bolsillos los viajes para evitar justamente aparecer como dilapidadores.

Las gestiones que diputados y senadores pueden hacer fuera de la provincia son las mismas pero este año pareciera que los senadores salieron más. Desconfiados, algunos de los consultados pidieron "corroborar" la información y otros supusieron que los datos de la página no estaban bien cargados. Desde la Cámara baja, en cambio, se jactan del control exhaustivo que realizan de sus cuentas; algo que -creen- incide en que 21 de sus integrantes hayan preferido no pedir viáticos durante todo un año.

El orgullo viene porque lo que los legisladores no usan queda como ahorro de las cámaras o termina engrosando las arcas provinciales en la sección de Rentas Generales. Así, las diferencias y cierta rivalidad entre ambas cámaras vuelve a manifestarse en este tema.

Los viajes suelen estar relacionados con proyectos puntuales, protocolo o pedidos a funcionarios nacionales. Además, los legisladores tienen compromisos por las diferentes comisiones que integran. Así, algunos de los que más salen son los miembros de las comisiones de Mercosur.

Congresos de salud, seguridad, foros y encuentros regionales son algunos de los argumentos esgrimidos en la página de Diputados, en donde también se consignan viajes para desarrollar "tareas político legislativas". En la información que brinda el Senado los motivos del viaje no se detallan, aunque sí la persona que usa esos fondos.

Sucede que los pasajes y gastos fuera de la provincia pueden ser usufructuados por los propios legisladores o por sus colaboradores siempre que sean empleados de la Cámara (de hecho, hace unos años, la ex senadora Beatriz Pedernera fue denunciada por un viaje que atribuyó a uno de sus colaboradores que éste nunca hizo).

"No puede viajar cualquiera y todos los comprobantes deben llevar el nombre y el DNI de la persona que los solicita", apuntó Mario Fernández, secretario legislativo del bloque del PD en Senadores.

Los legisladores no se han excedido este año en el consumo que les corresponde, pero sus viajes son un tema sensible en la opinión pública y ninguno quiere estar en lo alto del ránking de los más viajeros, por más justificada que esté la salida. Incluso, ése es uno de los motivos por los que muchos han decidido sacar plata de su bolsillo en lugar de utilizar la que la Legislatura pone a su disposición para pagar viajes.

"Le he recomendado a la gente de mi bloque que use esos fondos lo menos posible. No porque sea algo malo, sino para evitar suspicacias", admitió Andrés Marín, del cobista Confe.

"Los gastos se pagan sólo contra la presentación de la correspondiente factura", precisó Diego Zacca, secretario legislativo de la Cámara de Diputados. El control también se centra en que los viajes se realicen de lunes a viernes.

"No se paga ni se reintegra nada que se haya gastado durante un fin de semana", continuó Zacca. Hace poco, una legisladora había pedido viáticos por gestiones realizadas en Buenos Aires entre un viernes y un sábado. La mujer decía que se había reunido con un funcionario nacional en un café pero sólo se le pagó el medio viático, correspondiente al viernes.

Los más y los menos

El más viajero de la Legislatura es el vicegobernador, Cristian Racconto. El "equipo de la vicegobernación" suma más de $ 59.000 en gastos en este ítem tanto de viajes que él ha realizado como de gestiones hechas por sus colaboradores. Racconto maneja el presupuesto de la Cámara de Senadores y el de la Legislatura como unidad de funcionamiento.

A sus obligaciones relacionadas con el Senado se suman las protocolares y el pago a los taquígrafos que trabajan para ambas cámaras. El monto específico que maneja la Unidad Legislativa no pudo conocerse debido a que muchos funcionarios están de vacaciones y a que el Vicegobernador manifestó no manejar esa información en detalle.

Los senadores del PJ Miriam Gallardo -con un consumo que ronda los $ 16.000- Ricardo Bermejillo -quien gastó $ 14.500- y Héctor Gómez -con unos $ 13.000- son los que más viajes fuera de la provincia han realizado. En Diputados, el justicialista Rogelio Gil -quien recientemente saltó a la fama por sus comentarios machistas- es el más gastador con viáticos y pasajes por $ 10.500.

Aquí le siguen Nidia Martini -quien acaba de dejar su banca para irse al ministerio de Carlos Ciurca- con $ 9.987 y Luis Orbelli (un peronista cercano al vicegobernador que tiene un bloque unipersonal) con $ 8.917.

En la otra punta, y entre los que pasaron algún viático muy modesto, se destacan el diputados Ricardo Puga -con un solo viático por $ 186- y el ex diputado y actual secretario de Agricultura, Raúl Millán, que pidió $ 279. En el Senado, Guillermo Magistretti consignó un pasaje en ómnibus a Buenos Aires por $ 220 y Alejandra Naman tiene viáticos en San Rafael por $ 349.

Comentá la nota