De vice gobernador a embajador en Paraguay

Mientras suena que su compañero de fórmula después del 10 empezará a visitar los juzgados para rendir cuentas de la fiesta durante estos cuatro años, el vice gobernador actual ya se frota las manos para ser embajador en la hermana república del Paraguay. Tras perder las elecciones, en distintos bandos; cada uno tendrá una castigo o un premio diferente. El primero la cárcel? El otro una embajada? Paradojas del mundo Corrientes.
No hay dudas que la politiquería barata tiene estos contrastes. En ambos casos el desenlace final, o los premios, o los castigos son deleznables. Arturo Colombi junto a Rubén Pruyas terminan, por suerte, sus mandatos el 10 de diciembre. Ambos por distintos caminos buscaron seguir pero la democracia que allá los apoyo en ésta oportunidad les dio la espalda. Los cargos que ostentaran a futuro no estarán legitimados, aunque una buena parte, los aprobará cuando Arturo Colombi empiece a recorrer los pasillos de los juzgados para responder las "fiestas" de unos pocos en su gestión.

El destino de Rubén Pruyas en cambio es bien diferente. La fiesta continuará en otro lado. En otro país. El premio al haber acompañado "al niño mimado de los Kirchner" parece que es una embajada. No le hace falta inmunidad diplomática, pero los tendrá. Arturo Colombi eso envidia. Seguro.

Nadie cercano al compañero de Fabián pudo confirmar la especie, pero cuando el río suena algo trae. Mientras tanto el médico cirujano ya se frota las manos pensando en las "polkas y las "arpas" que empezará a tocar.

Aquí en Corrientes los que se frotan las manos en cambio son los fiscales al saber que los fueros llegarán hasta el 10-12 y después Arturo Colombi será un ciudadano más. Tan igual que Mosquera y Zampa, aunque en el caso de los presos el 2x1 puede contar. Como la zamba. Dos afuera, uno adentro.

Comentá la nota