El vice defendió la convocatoria artículo por artículo

No se mostró ayer para las fotos pero fue el más activo en el Palacio Legislativo. El vicepresidente Julio Cobos no sólo convocó y encabezó la reunión de Labor Parlamentaria de la Cámara alta (ver nota central) sino que envió una larga nota para fundamentar su derecho a realizar el encuentro, frente a los cuestionamientos que recibió por parte del oficialismo.

En esa nota –que fue titulada con formalidad "Fundamento legal del presidente del Senado sobre su proceder institucional"–, el mendocino informa con datos y número de artículo por qué está habilitado para actuar de ese modo. En la carta de dos carillas indica que coincidió con el titular de la Cámara de Diputados, el jujeño Eduardo Fellner, "en la necesidad de proceder a la constitución de la Comisión Bicameral Permanente en forma inmediata para permitir la elección de autoridades como así también emitir despachos urgentes de los DNU, para dar cumplimiento al inciso 3 del artículo 99 de la Constitución". Esa comisión quedó constituida el 30 de diciembre. Ese día hubo dos dictámenes sobre el primer DNU que creó el Fondo del Bicentenario. Y menciona un pedido de sesión especial para que el cuerpo se expida con rapidez sobre los dictámenes.

Pero Cobos agrega que el viernes pasado recibió a los senadores Gerardo Morales y Adolfo Rodríguez Saá, "quienes se comunicaron con otros presidentes de bloque y me solicitaron que en mi carácter de titular del Senado convoque a los presidentes de los bloques legislativos conforme al artículo 56 y 57 del Reglamento del Honorable Senado que expresa en su Título VII, Plenario de Labor Parlamentaria, que el plenario se reunirá al menos una vez por semana durante los períodos de sesiones y fuera de ellos cuando los solicite cualquiera de los miembros".

"Mi proceder entonces está realizado en el marco del respeto a la ley, la Constitución y el Reglamento del Senado y no he brindado consideraciones políticas sobre la validez o no del decreto. Mi accionar ha estado orientado a brindar el respaldo institucional que un DNU requiere, el que sólo se logra con el tratamiento por parte del Congreso de la Nación, no con declaraciones altisonantes o agraviantes".

Un acta por la "legalidad"

Los senadores que participaron en el encuentro con Julio Cobos en el Salón Gris del Senado coincidieron en reivindicar "la legitimidad y legalidad" de la convocatoria y advirtieron sobre la "obligación del tratamiento expreso e inmediato por parte del Congreso de la Nación" de los DNU 2010 y 18/10 vinculados al Fondo Bicentenario y la expulsión de Redrado del Central, además de otros dos que no fueron considerados por la comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo.

Y remarcaron que "sólo con el aval del Congreso se podrá disponer o no del uso de las reservas del Banco Central".

Comentá la nota