Vice de Bush dijo que con Obama "aumentó el riesgo de atentados en el país"

Vice de Bush dijo que con Obama
El ex vicepresidente de EE.UU. Dick Cheney dijo que con su política el presidente Barack Obama elevó el peligro de que ocurra otro atentado en el país, al tiempo que defendió la política antiterrorista de la Administración anterior.
En su primera entrevista tras salir de la Casa Blanca, Cheney dijo que el endurecimiento de la política de detención y de los interrogatorios aprobado por el Gobierno de George W. Bush fue "absolutamente esencial" para prevenir otro atentado como el 11-S.

"Creo que es una gran historia de éxito. Fue hecho legalmente, de acuerdo con nuestras prácticas y principios constitucionales", afirmó Cheney a la cadena de televisión CNN.

Obama revisó esas medidas y, por ejemplo, declaró que las asfixias simuladas a las que la CIA sometió a algunos detenidos fueron actos de tortura.

"El presidente Obama hizo campaña por el país contra todo eso y ahora está tomando decisiones que, en mi opinión, elevarán el riesgo de otro atentado", afirmó Cheney, quien dijo creer que con sus acciones el nuevo presidente ha hecho menos seguro al país.

Cheney señaló que la administración de Bush tomó la decisión "crucial" tras el 11-S de que Estados Unidos "está en guerra. No es un problema policial".

En ese sentido, afirmó que con el cierre de Guantánamo, que Obama quiere lograr en el plazo de un año, el nuevo Gobierno está perdiendo "el concepto de amenaza militar".

En la entrevista, Cheney reconoció desacuerdos con Bush, especialmente respecto a Irán y Corea del Norte, pues no concordó con la decisión del entonces presidente de potenciar la vía diplomática.

También criticó a Bush por no otorgar el perdón presidencial a su antiguo lugarteniente Lewis "Scooter" Libby, condenado por perjurio y obstrucción de la justicia en el caso de la filtración a la prensa del nombre de una agente de la CIA.

"Creo que es un hombre inocente que merece el perdón", dijo Cheney.

Bush conmutó la pena de 30 meses de cárcel contra Libby, pero mantuvo la multa de 250.000 dólares y los dos años de libertad condicional.

El ex vicepresidente también criticó la elección por parte de Obama de Christopher Hill, el principal negociador con Corea del Norte, como nuevo embajador en Irak.

"El no es el hombre que yo habría escogido para el puesto. No tiene ninguna experiencia en la región", dijo Cheney, quien añadió que Hill "carece de las habilidades y el talento de Ryan Cocker", su predecesor en el puesto.

Cheney reconoció que no apoyó el trabajo de Hill con Corea del Norte mientras estuvo en el Gobierno, pero que Bush no siguió sus consejos.

Pese a que Estados Unidos no encontró armas de destrucción masiva en Irak y que la guerra fue mucho más sangrienta que lo previsto por la Administración de Bush, Cheney dijo que la invasión "fue absolutamente la acción correcta".

El ex vicepresidente afirmó que Estados Unidos logró "todo" lo que se propuso en Irak.

"Hemos tenido éxito en la creación de un Irak gobernado democráticamente en el corazón de Oriente Medio", señaló.

Sobre Irán, Cheney afirmó estar convencido de que el Gobierno de Teherán pretende obtener armas nucleares.

Dijo que el país persa ha logrado un enriquecimiento bajo de uranio, "el paso más difícil" a la hora de fabricar una bomba atómica, según el ex vicepresidente, quien afirmó que ahora lograr un enriquecimiento alto de uranio es más fácil.

Comentá la nota