¡VIbra el Barsa!

Y Visca el Barsa también. Con Messi jugando los 90´ (le taparon el 2-0 en el final), el Barcelona le ganó el derby al Real Madrid, lo pasó y quedó arriba. El gol lo hizo Ibrahimovic, cinco minutos después de entrar. Higuaín no tuvo protagonismo y Pellegrini sacó a Ronaldo, que en el PT se perdió un gol increíble. Hay fiesta en Catalunya.
Fue casi completa la del Barcelona. Ganó el clásico, al Real Madrid de los Galácticos Kaká y Ronaldo, lo pasó, quedó primero, le demostró quién es el mejor del fútbol español. Y gozó a lo grande en el Camp Nou.

Con Messi en cancha los 90 minitos. Sin ser figura, pero jugando con inteligencia, con sacrificio, más aún cuando el Barcelona se quedó con uno menos por la roja a Busquets. Con bronca por el gol que le taparon el final, después de un gran pase de Dani Alves, de la definición y de la tapada de Casillas. El 10 se fue contento igual por este triunfo, por el gol de Zlatan que otra vez lo puso arriba en la Liga.

El primer tiempo fue parejo, trabado. El Real Madrid jugó a no dejar jugar al Barsa y lo logró sin pegar, con orden. Y tuvo su gran chance cuando Kaká dejó solito a Ronaldo: como podés ver en Olé, el portugués no definió bien y tapó Valdés. Era el 1-0...

En el segundo tiempo todo cambió con el ingreso de Zlatan, la carta ganadora que tenía Guardiola en el banco. Ah, un minuto antes de la entrada del sueco, Higuaín casi la mete, pero lo taparon cuando le pegó al arco; fue la única clara del Pipita, bastante aislado. Volviendo al sueco, entró por Henry, vio venir el pelotazo de derecha a izquierda de Dani Alves y definó entrando por atrás. Zurdazo y a cobrar, a festejar.

Después el Barsa no arrugó pese a que se quedó con diez (roja a Busquets). Es más, se defendió con la pelota y, salvo un cabezazo de Ronaldo por arriba del travesaño, no pasó sustos. Y se sorprendió cuando Pellegrini decidió sacar al portugués, que tuvo un clásico pobretón. Y disfrutó del final feliz, otra vez arriba del Real.

Comentá la nota