Viatri irá a juicio acusado de robar una peluquería junto a su hermano

El asalto ocurrió en marzo de este año, antes de su explosiva aparición en Primera.
El buen momento que Lucas Viatri (21), el delantero de Boca, vive dentro de la cancha se ve empañado por un caso policial que lo tiene como protagonista: deberá enfrentar un juicio oral acusado de un asalto a mano armada a una peluquería. El hecho ocurrió en marzo de este año, en Castelar.

En esa causa penal, por la que está excarcelado, también se encuentran implicados uno de sus hermanos y otro joven. Sin embargo, el representante del jugador, el ex defensor Cristian Traverso, asegura que los dos Viatri son inocentes. Fuentes policiales y judiciales confirmaron ayer a Télam que la causa fue elevada a juicio oral por el juez de Garantías N° 3 de Morón, Gustavo Robles, por pedido del fiscal Aldo Acosta Argañaraz.

El fiscal imputó a Viatri, a su hermano Raúl y a Sebastián Leiva por el delito de "robo agravado por el uso de arma, cuya aptitud para el disparo no se ha podido probar". Según las fuentes, el jugador fue reconocido en una rueda de presos y tras pasar 28 días detenido en la comisaría de Castelar, la Justicia le otorgó la excarcelación.

Ayer, al terminar el entrenamiento de Boca, Viatri evitó el tema: "No quiero hablar. Ahora sólo pienso en jugar".

El hecho que se le imputa ocurrió el 20 de marzo en una peluquería de Castelar. Varios ladrones armados entraron a robar y escaparon con $5.000 y tijeras y navajas importadas. Tras el asalto, el peluquero Alfredo Benítez (62) hizo la denuncia en la comisaría local y la causa recayó en manos del fiscal Acosta Argañaraz. La investigación, que incluyó filmaciones y pruebas fotográficas, derivó en una serie de allanamientos a las casas de los acusados.

Benítez reafirmó ayer ante los medios que no tiene dudas de que fue el delantero de Boca quien lo asaltó: "Viatri me apuntó con un arma", dijo el peluquero. Y agregó: "Lo reconocí cuando le hizo un gol a Vélez".

Ese partido se jugó en el torneo pasado, el 25 de mayo, y terminó 1 a 1. Según admitió Benítez, no identificó a Viatri cuando fue a la comisaría de Castelar a hacer el reconocimiento de los detenidos, pero sí cuando leyó una nota en Olé, posterior al encuentro con Vélez, en la que el propio Viatri contaba que había estado preso por un robo del que era inocente. "Le miré la cara y dije: es él".

Traverso dijo ayer que el hecho que se le atribuye a Viatri ocurrió "a la mañana, cuando el jugador estaba entrenando". "Está registrado en la causa. De hecho fueron a declarar compañeros del club que él había pasado a buscar y otros que compartieron el entrenamiento", explicó Traverso.

"Es más, está registrado en las cámaras de la autopista que él pasó a esa hora (la del asalto) hacia la práctica de Boca", agregó el representante. Y adelantó que sus abogados presentarán un recurso de apelación.

Comentá la nota