Vialidad justifica la compra de maquinaria por U$S 550.000

En el oficialismo sostienen que se entregó la documentación respaldatoria a Alperovich. Un funcionario pidió a Cirnigliaro que aporte a Vialidad las cotizaciones que consiga para poder establecer comparaciones.
La adquisición de maquinaria vial para triturar piedras y completar el proceso de elaboración y colocación de placas asfálticas por U$S 550.000 a la empresa cordobesa Matrimet, fue justificada como la mejor opción por parte del secretario de Obras de la Dirección Provincial de Vialidad, Luis Divizia. El funcionario aseveró que el monto de la oferta es adecuado con los valores de mercado, según las distintas cotizaciones realizadas en dos licitaciones frustradas y en el cotejo de precios efectuado especialmente para la compra directa de una planta clasificadora de áridos, que fue autorizada por la Legislatura el miércoles.

El monto fue puesto en duda durante el debate parlamentario por el laborista Osvaldo Cirnigliaro, quien dijo que tenía un presupuesto de la empresa tucumana Di Bacco por una décima parte de lo aprobado en el Decreto de Necesidad y Urgencia del Poder Ejecutivo para esa planta (U$S 45.000 frente a U$S 440.000). La denuncia sacudió al oficialismo. Si bien los alperovichistas ratificaron la norma, gestionaron rápidamente el expediente en Vialidad y dijeron que, de confirmarse el planteo opositor, le pedirían al gobernador, José Alperovich, el veto.

Este extremo no se concretaría. Ayer, el legislador José Teri le entregó al mandatario la documentación respaldatoria para concretar la compra de la maquinaria (una planta clasificadora de áridos y un rodillo compactador) tal como fue avalada.

Divizia ratificó lo actuado. “Estamos en los valores razonables según las cotizaciones públicas previas hechas en dólares porque muchos insumos vienen del exterior; la cifra no es caprichosa. Nos hubiera gustado perfeccionar esta compra en otros procesos, pero no se pudieron concretar dos licitaciones por incumplimientos de oferentes o por garantías no adecuadas”, explicó.

El secretario de Vialidad defendió la compra directa por una cuestión de oportunidad y brevedad de plazos, para que la planta entre en funcionamiento en el menor tiempo posible. “Calculamos que estará instalada entre 60 y 90 días. Una licitación normal nos lleva entre 45 y 60 días, y luego empezaríamos los papeles con el ganador, lo que lleva el trámite a un mínimo de 100 días. Ahora podremos tener material de base en forma más eficiente, más eficaz y más barata”, dijo.

Presentación de Di Bacco

Divizia se mostró cauto sobre los dichos de Cirnigliaro: “no tengo a la vista el documento que dijo haber recibido ni referencia alguna sobre su texto; no conozco qué es lo presupuestado, pero hubiese sido interesante que hubiera canalizado su inquietud a Vialidad”.

El funcionario recordó que la empresa Di Bacco ofertó a menor precio en una de las licitaciones llamadas que no prosperaron, pero no se concretó la operación por diversos inconvenientes. El monto era inferior al ahora autorizado, pero aclaró que de ninguna manera era del 10% que aseveró el legislador opositor.

“Cirnigliaro debe ocuparse de ver si los valores a los que hace referencia tienen sustento y ponernos a nuestra disposición. Sería muy beneficioso que nos provea la información adecuada para comprar con menos costo”, dijo.

Comentá la nota