Viajes en minibuses disminuyeron hasta un 50%.

Es el peor momento de los últimos tres años, comentó el propietario de un minibus que realiza el servicio puerta a puerta desde Formosa hacia Pirané e Ibarreta. El aumento de la nafta empeora la rentabilidad del sector.
El panorama es similar al descripto por remiseros de esta ciudad, con gastos operativos que fueron subiendo en los últimos tiempos y que ahora se tornan mayores tras el aumento en el precio de las naftas.

Para hacer cien kilómetros ida y vuelta de Pirané, un minibus carga 120 pesos de combustible. Con un pasaje a 18 pesos y cada vez menos gente que viaja, los números no cierran y "no alcanzamos a solventar los gastos, comentó Luciano en Radio Uno Formosa.

Luciano se dedica a este negocio desde hace tres años y actualmente está viviendo "el peor momento" destacó, ya que los gastos aumentaron, el precio del pasaje es el mismo y hay pocos pasajeros.

"Más del 50 por ciento disminuyó el pasaje, hoy en día están subiendo todas las cosas y el sueldo no alcanza ni para comer", subrayó.

Comentá la nota