El viaje de CFK a China, en suspenso por la crisis

En el Gobierno hay sectores que admiten que, de acuerdo a cómo evolucione la situación con el BCRA y el pago de la deuda, se analizará la conveniencia de la gira por Beijing y Shangai.
En más de un despacho de la Casa Rosada se evalúa la posibilidad de que Cristina Fernández de Kirchner suspenda su viaje a China, previsto para el 26 de enero, por el conflicto abierto por el uso de reservas y la permanencia de Martín Redrado al frente del Central (BCRA).

Sin embargo, aunque todos reconocen que se analiza, dos fuentes de Presidencia advirtieron a PERFIL que hasta ayer "no había ningún viaje suspendido". Y un ministro le confió a este diario que la gira de CFK por el país asiático "es muy importante como para ser cancelada". En China, Cristina tiene agendada una reunión con el presidente, Hu Jintao, y otra con el primer ministro, Wen Jiabao. Además, con ella viajará una delegación de empresarios en busca de negocios. China es la segunda economía más importante del mundo y pelea por ser la primera. Dejar pasar la oportunidad sería perjudicial para el país.

Antes de China hay otro compromiso internacional de la jefa de Estado: asistir a la reasunción del presidente boliviano Evo Morales, ceremonia fijada para el 22 de enero. A este evento podría pegar el faltazo por la odisea que significaría para ella estar en La Paz un día y emprender luego un viaje tan largo a China.

A favor. Entre los que apoyan cancelar el viaje se barajan tres hipótesis distintas. La primera es que si estando en el exterior Redrado deja su cargo o la Justicia falla a favor del Gobierno, la autoridad presidencial no podrá capitalizar políticamente la resolución del conflicto en ausencia. "Lo que ha hecho Redrado es un desafío sin precedentes a la Presidenta. Si se va, Cristina debería estar presente para mostrarlo como un triunfo personal", indicó una fuente cercana a un ministro.

La segunda hipótesis es el temor a una autoconvocatoria del Congreso para tratar los DNU. La oposición hace números para ver si puede sesionar sin el oficialismo (ver aparte) lo que pondría en peligro los dos decretos firmados por CFK.

La tercera hipótesis, aunque es la menos probable, es que Julio Cobos no cumpla con su palabra de no llamar a sesiones extraordinarias siendo presidente interino mientras la jefa de Estado esté en China. Aunque Cobos nunca tomó decisiones administrativas cuando le tocó sentarse en el sillón de Rivadavia. "La única que firmó fue la del duelo de tres días por la muerte de Alfonsín, y lo consultó previamente con ella", reiteró ayer a PERFIL un vocero del vicepresidente.

Entre los que palpitan que la Presidenta irá a China hay una hipótesis. Es que la Justicia de feria no resolverá ni a favor ni en contra del Gobierno sino que va a "bicicletear" la decisión para que se resuelva políticamente. Si Redrado se va esta semana, el viaje no se cancelaría.

Comentá la nota