Viajar a Buenos Aires por avión es más barato que en ómnibus.

El pasaje ida y vuelta cuesta $ 448,77 por aire y $ 500 en la clase ejecutiva de los micros.
Por motivos de negocios o simplemente en plan de "escapada", Buenos Aires es un destino ahora más económico de recorrer vía aérea que terrestre. Hoy, viajar a la Capital Federal en avión puede costar unos $ 448,77, en tanto en clase ejecutiva los micros de empresas como Chevallier y Andesmar tienen fijado el viaje ida y vuelta en $ 500, pero también pueden trepar a los $ 540 en el caso de Sendas y su servicio suite.

Aerolíneas, además de ofrecer su tarifa más económica a $ 448,77 con impuestos incluidos, ha salido al ruedo con la promo 2x1 donde el segundo pasajero paga la mitad de la tarifa. Desde la empresa señalaron que la promoción tiene vigencia hasta el 30 de junio, tanto para vuelos internacionales como cabotaje.

Para vuelos domésticos la promoción sólo comienza a regir a partir de la tarifa de $ 769. Por ejemplo, si dos mendocinos deciden viajar a Buenos Aires, el primero paga $ 769, en tanto el segundo sólo paga $ 384,5.

Desde Lan, en tanto, la tarifa más económica arranca desde los $ 448,78. Eso sí, las aéreas son claras: las tarifas tienen vigencia para los viajeros que reserven su vuelo con 10 días hábiles de anticipación y deben quedarse como mínimo tres noches de alojamiento en Buenos Aires.

A la ventaja económica entre el pasaje aéreo y terrestre se suma el ahorro de tiempo. A Buenos Aires el vuelo dura 1 hora 40 minutos, por tierra el promedio es de 10 horas si las condiciones en la ruta son las adecuadas.

Desde Chevallier afirmaron que la ventaja competitiva en el precio de las tarifas aéreas no sería tan marcada debido a la escasez de butacas disponibles.

"Tampoco es cierta la conveniencia en el ahorro de tiempo. En promedio entre el chequeo previo, el vuelo y el desembarco el pasajero tiene un tiempo de pérdida de 5.30 horas. En el micro, si bien el viaje demora unas horas más, se realiza de noche, en butacas que son tan cómodas como una cama con servicio de azafata personalizado y aseguramos estar a primera hora de la mañana en Buenos Aires", puntualizó Ignacio Bonavena, de Chevallier.

Sin embargo, la batalla por ganar viajeros en la ruta a Buenos Aires está por el momento del lado de las aéreas: el transporte terrestre viene acusando bajas de un 50% a un 60% en el flujo de pasajeros con respecto al año pasado.

Por rutas argentinas

Desde las empresas de transporte terrestre afirmaron que los paquetes promocionales de las aéreas se basan en el esquema encubierto de subsidios que aplica el gobierno nacional a Aerolíneas Argentinas (ver aparte).

También afirmaron que las tarifas de micros de larga distancia no han absorbido todos los incrementos de costos que han tenido en los últimos tiempos, como por ejemplo los aumentos salariales. En promedio el transporte de pasajeros sólo aumentó sus tarifas un 10% del 25% autorizado por la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT).

"En nuestro caso tenemos la misma tarifa de diciembre de 2008. Lo único que hemos sacado del mercado son los paquetes con descuentos de hasta un 10% que teníamos en enero. Todas las empresas estamos absorbiendo el incremento de costos. Por ejemplo, el mes pasado tuvimos un aumento de 20% en los salarios. A esto le sumamos la retracción en el flujo de viajeros. En un micro que en promedio tiene una capacidad para 48 pasajeros, sólo viajan 22 clientes", apuntó Mauricio Badaloni, de Andesmar.

Comentá la nota