Viaja hoy misión argentina al Fondo a apurar un desembolso

• Son u$s 2.500 millones por modificaciones al organismo, tras cumbre del G-20 en Londres
Carlos Fernández viaja hoy por la noche a Washington para participar de la reunión de primavera del FMI con una orden estricta de la Casa Rosada: solicitar que se apure todo lo posible el reparto de Derechos Especiales de Giro (DEG) del organismo, lo que le reportará a la Argentina un aumento por única vez de u$s 2.500 millones de sus reservas internacionales.

La comitiva de Economía será reducida y junto con el ministro viajará el secretario de Política Económica, Martín Abeles, mientras el de Finanzas, Hernán Lorenzino, permanecerá en Buenos Aires. En forma paralela, también viajará a la capital norteamericana el titular del Central, Martín Redrado.

En la reunión de presidentes del G-20 que se efectuó en Londres hubo un compromiso para capitalizar el FMI y repartir DEG entre todos los países miembro. El monto comprometido asciende a u$s 250.000 millones. Claro que se trata de un trámite engorroso, ya que cada uno de los parlamentos de los países desarrollados debe aprobar semejante incremento de capital.

La expectativa es que esta capitalización del Fondo se produzca en la segunda mitad del año, pero no se descarta que pase para 2010, demasiado lejos para las urgencias electorales del Gobierno kirchnerista. En el Gobierno descartan cualquier acercamiento con el organismo que preside Dominique Strauss-Kahn, con el argumento de que no es necesario contar con un préstamo preventivo.

Por lo pronto, hoy se conocerá el estimador económico mundial que elabora el FMI con proyecciones para todos los países. En la última revisión sobre la Argentina, los técnicos del organismo habían indicado que esperaban crecimiento cero. Habrá que ver si mantienen o rebajaron dicha estimación, junto con alguna crítica tangencial a la medición de precios que realiza el INDEC.

El encuentro de ministros del G-20 está previsto para el viernes. Ese día también se reunirá el G-24, conformado por países en desarrollo.

Comentá la nota