Un viagra de 5.000 palos verdes

Representantes del porno estadounidense piden al Gobierno una inyección financiera de U$S 5.000 millones por la crisis. "La gente está deprimida y es tiempo de que el Congreso refresque el apetito sexual del país", dicen.
Después de los bancos y las empresas automotrices, ahora también la industria pornográfica estadounidense quiere obtener ayudas financieras del Estado, informó hoy el canal de noticias CNN.

Larry Flint, el creador de la revista Hustler, y el jefe de la empresa Girls Go Wild, Joe Francis, quieren pedir al Congreso una inyección financiera de U$S 5.000 millones para el sector.

El portavoz de Flynt, Owen Moogan, señaló que todo tipo de empresas necesita dinero y el hecho es que la industria pornográfica se vio igual de afectada por la crisis financiera como todas las demás.

Francis explicó que el gobierno estadounidense "debe apoyar activamente la supervivencia y el crecimiento de la industria al igual que ve la necesidad de apoyar a toda industria amada por el pueblo estadounidense".

Tanto Francis como Flynt reconocieron enseguida que su sector no se encuentra en peligro financieramente, sino que se trata más bien de "la necesidad de una Nación". Flynt explicó que las personas están demasiado deprimidas para estar sexualmente activas.

"Es tiempo de que el Congreso refresque el apetito sexual de Estados Unidos. El único camino hacia ello es apoyar la industria pornográfica, y rápidamente", finalizó.

Comentá la nota