Versiones distintas de Scioli y Aníbal por la reunión con Cristina

Versiones distintas de Scioli y Aníbal por la reunión con Cristina
Mientras uno dijo que no se habló del campo, el otro aseguró lo contrario.
Como San Pedro, el jefe de Gabinete Aníbal Fernández negó tres veces que se hubiera hablado sobre los reclamos del campo. Sin embargo, el gobernador Daniel Scioli le dijo a Clarín que llevó a su reunión de ayer con la presidenta Cristina Kirchner los tres temas que se consideran "prioritarios" en la agenda de la mesa agropecuaria provincial: la situación del trigo, de la carne y de la leche.

Según el relato del gobernador, habló de la necesidad de "un incentivo para apuntalar" la cosecha de trigo, dados los efectos de la sequía. De "elevar el precio" que recibe el tambero de hasta 6 mil litros, para "apoyar a pequeños y medianos productores". Y en cuanto a la carne, planteó "convocar a toda la cadena de valor" para ver la forma de "aumentar la producción", considerando entre las variantes "flexibilizar las exportaciones".

"Yo no soy mensajero ni intermediario, dije cuáles eran las prioridades", señaló Scioli, y se animó a definir como "buena" la recepción que tuvo por parte de Cristina a las inquietudes.

Sin embargo, fue muy cauto y no quiso hablar de números: "Si bajan (las retenciones al trigo) cuánto y cómo, lo analizará el Gobierno. Creo que en vísperas de la reunión con la Mesa de Enlace, se estará estudiando", dijo en alusión al encuentro previsto para este viernes de los dirigentes rurales con el jefe de Gabinete (ver pág. 3).

Lo curioso es que minutos más tarde, en la Sala de Conferencias de la Casa Rosada, Aníbal Fernández negó reiteradamente que los temas del campo -que Scioli además, en su visita el viernes a la Exposición Rural se había comprometido a trasladar a la Presidenta¿ hubiesen figurado en la conversación con Cristina.

La explicación de Fernández fue que "no tenía sentido" hacer "comentarios de cola de panadería" cuando el viernes se verá con los ruralistas.

En la versión del jefe de Gabinete, pareció asomar la estrategia a la que apela el Gobierno con los gobernadores que llegan con reclamos en estas rondas de diálogo: recordarles las cifras millonarias que reciben las provincias en concepto de subsidios.

En el caso de Buenos Aires, Fernández precisó que son 16 mil millones desde 2008, además de que la Provincia tiene una deuda con la Nación superior a los 30 mil millones. El jefe de Gabinete aprovechó también para colar el aviso -la semana pasada fue el turno de Mauricio Macri con Cristina- de que la Ciudad de Buenos Aires recibe 8.243 millones en subsidios. E indicó que el Gobierno está dispuesto a "analizar" la Ley de Coparticipación.

Scioli contó también a este diario que pidió a la Presidenta la asistencia financiera para el área previsional y el fondo docente, y aseguró que "va a seguir habiendo acompañamiento de la Nación".

"La Nación invirtió mucho en la Provincia, hubo (desde 2008) 49 mil millones de pesos de transferencia para energía, gas, transporte, aguas y el agro", destacó el Gobernador.

La reunión duró poco más de una hora y estuvo presente, además del jefe de Gabinete, el ministro del Interior, Florencio Randazzo.

Comentá la nota