La versión del bono, no es inocente

Casi paralelamente a la desmentida del gobernador Jorge Capitanich sobre la imposibilidad de la emisión de bonos provinciales para financiar gasto corriente, el ministro planteó el panorama fiscal a mediano plazo y otros elementos de fondo que espantan toda posibilidad por el estilo, pero no evitó una lectura política de las versiones.
Contrastó en principio que mientras la recaudación promedio provincial tuvo un aumento del 7 al 8 %, la recaudación propia marca un crecimiento del 15 al 20 %.

"La ATP tiene aun mucho terreno por recuperar. Incluso en situaciones como esta, las mejoras de eficiencia nos van dando un aumento de la recaudación", aseguró, admitiendo de todos modos que "la coparticipación viene mucho más baja de lo previsto originalmente". Es que la estimación de crecimiento estaba en el orden del 14 % mientras que la realidad confirmó un aumento de solo el 10 %.

"La ventaja es que no estamos en proceso de negociaciones salariales, porque ya hubo una recuperación histórica de los salarios tanto de docentes como de empleados públicos en el año promedio" separó, anotando programas paralelos de reducción del gasto.

"De cualquier manera, la situación fiscal de la provincia nos obliga a juntar todos los pesos mes a mes para hacer frente a las erogaciones y seguir con el programa de Obras Públicas", señaló.

Aguilar marcó optimismo por la recaudación de mayo con el vencimiento del primer anticipo de ganancias y también los datos de "cierta recuperación de la economía que se está dando en el ámbito internacional", que se reflejó en la recuperación del precio de los productos primarios.

"Si esto es así, y tenemos un segundo semestre positivo, nuestra situación se va a ver aliviada, pero como lo ha dicho el gobernador. No evaluamos la emisión de bonos porque no vemos la necesidad en tanto podamos seguir siendo ajustados con el cronograma de gastos", planteó, para remarcar que en este período "no va a ser posible encarar negociaciones salariales con los empleados públicos".

El ministro separó que en caso extremo, las provincias cuentan hoy con la posibilidad del financiamiento del Anses para gastos extraordinarios. También recordó que la coparticipación de las retenciones de la soja, permite que mucho de lo que iba a ser obra pública financiada con fondos provinciales, pueda ahora derivarse a esos fondos y de esa manera liberar dineros locales para otras aplicaciones con las compensaciones presupuestarias.

"Pretender instalar la emisión de bonos en la provincia del Chaco, no es una operación inocente: forma parte de usinas de rumores que se instalan con mentiras alevosas, como la de la armonización previsional, donde con el mismo convenio que vino firmando la Alianza todos estos años, se pretende ahora montar una consulta popular para instalarlo como tema de campaña, lo que la gente no cree", sentenció.

Comentá la nota